25 de septiembre de 2018
25.09.2018
Carta abierta a María Luisa Carcedo

Las pseudociencias, un peligro mortal

Unos 400 expertos recuerdan que "matan" y reclaman a la ministra de Sanidad que tome "medidas claras" contra ellas - Cargan contra la homeopatía por su "nula eficacia"

25.09.2018 | 02:20
Las pseudociencias, un peligro mortal

"Seamos claros: las pseudociencias matan". Con esta contundente frase comienza la carta abierta a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que han impulsado diversas organizaciones científicas. La polémica, que abarca la homeopatía y otras 75 terapias pseudocientíficas, no es nueva, pero la han reavivado las recientes noticias sobre personas que fallecieron de cáncer después de utilizar pseudoterapias en lugar de la medicina científica. Figuran como firmantes del texto cerca de 400 profesionales del mundo sanitario, científico y académico, entre ellos decenas de gallegos, pero la carta está abierta a más adhesiones en la página www.apetp.com, de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp).

El manifiesto cita expresamente los casos de Mario Rodríguez y de Rosa Morillo, dos enfermos de cáncer que renunciaron a la quimioterapia y recurrieron a los llamados "tratamientos alternativos". Ambos murieron. El caso de Rosa Morillo fue difundido recientemente por "El País", y trase el de Mario Rodríguez se creó la Apetp.

Esta organización y las demás impulsoras de la carta, como el Círculo Escéptico, recuerdan que estas terapias basadas en pseudociencias "son practicadas incluso por médicos colegiados y con el respaldo de los colegios de médicos", y que "han llevado a la muerte a miles de personas solo en nuestro país, y lo siguen haciendo".

El biólogo gallego Vicente Prieto, presidente del Círculo Escéptico, recuerda que uno de los casos más graves de este tipo de prácticas fue el del pseudoterapeuta ferrolano conocido como Coté, que ejercía en Ferrol y Viveiro sin tener titulación sanitaria alguna. "Hubo más de 140 víctimas con secuelas graves. Una historia espeluznante y trágica", destaca el científico.

Añade Prieto que hasta hace bien poco estos casos no tenían demasiada repercusión. "A raíz de la visibilización del problema por parte de organizaciones escépticas y de las redes sociales, los medios de comunicación se han dado cuenta de que el problema es grave y que está muriendo gente al dejar los tratamientos que les podrían salvar la vida", subraya.

Una de las pseudociencias más extendidas, y cuyos productos se venden legalmente en farmacias, es la homeopatía. Ayer la Asamblea Nacional de Homeopatía reaccionó a la carta de los médicos y científicos defendiendo "una medicina integral en la práctica clínica diaria" que incluya el "papel complementario" de esta terapéutica en las patologías como el cáncer. "Como profesionales médicos, somos conscientes de los enormes riesgos que entraña el abandono de terapias como la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía en el paciente oncológico, y por tanto rechazamos que la homeopatía se ofrezca como terapia única o sustitutiva", especificaron.

"Fuera de control"

El vicepresidente de Apetp, Emilio Molina, explicó a Efe que no es la primera vez que redactan una carta, manifiesto o similar alertando contra las pseudoterapias, pero que el problema es que "están proliferando y están fuera de control".

Especifica que la Apetp "está en contacto" con el gabinete ministerial del departamento que preside María Luisa Carcedo, y que confían que las reuniones vayan por buen camino.

Junto a la Apetp, el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, la ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, el Círculo Escéptico y la Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad y FarmaCiencia reclaman "medidas claras" para acabar con tres problemas que son "la causa de estas muertes, engaños y perjuicios a la salud y la economía de los enfermos".

El primer problema que denuncian es la presencia de médicos colegiados que infringen el código deontológico, "con el beneplácito de sus respectivos colegios de médicos", que les permiten ofrecer pseudoterapias.

La presencia de personas no profesionales que infringen la legislación de centros sanitarios para ofrecer servicios y productos que van en contra de los derechos de los enfermos es el segundo problema.

El tercero es la necesidad de leyes o controles que eviten que algunos productos pseudocientíficos, como es el caso de la homeopatía, "estén vendiéndose de forma libre en las farmacias a pesar de no tener ninguna eficacia y atentar contra los derechos de los enfermos".


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook