El Premio Onofre al Mejor Cortometraje en el 24º Festival Ibérico de Cine -dotado con 3.000 euros- fue para "Matria", la historia del vigués Álvaro Gago que desmonta el mito del matriarcado en Galicia a través de la historia de Ramona (Francisca Iglesias Bouzón), trabajadora de una conservera. El certamen se celebró en la terraza del teatro López de Ayala de Badajoz. La protagonista, Francisca Iglesias, también recibió el Premio AISGE a la Mejor Interpretación Femenina.

"Matria", que consiguió este año el Gran Premio del Jurado del Festival de Sundance de cine independiente de EEUU y otros galardones como el de la Seminci, narra la vida de Ramona, una mujer sacrificada y abnegada que trabaja en una conservera con una jefa tirana. La protagonista vive con un marido con el que apenas se comunica, por lo que trata de refugiarse en la relación que la une a su hija y a su nieta.