28 de junio de 2018
28.06.2018

Las 16 semanas con más consenso

Empresarios y educadores gallegos aplauden la aprobación a debate de los permisos parentales igualitarios e instranferibles como paso previo a la conciliación laboral y familiar

28.06.2018 | 02:18

Los hombres disponen de cuatro semanas de permiso por paternidad, frente a las seis semanas de la mujer y que habitualmente se amplían hasta las 16, ya que las otras diez semanas que pueden solicitar cualquiera de los dos progenitores suele cogerlas la madre. El Congreso ha dado ahora el primer paso para que tanto madre como padre disfruten de 16 semanas de permiso, obligatorias, intransferibles y cien por cien remuneradas, una medida que cuenta con un amplísimo respaldo social.

Pocas veces una medida política alcanza un beneplácito tan indiscutible como el que tiene la aprobación a debate de la ley de permisos parentales iguales e intransferibles. La unanimidad que el pasado martes alcanzó la propuesta de Podemos en el Congreso de los Diputados es el fiel reflejo del consenso alcanzado en la calle.

"Me parece una iniciativa correcta, sobre todo cuando las estadísticas revelan que Galicia en particular y España en general, tienen un saldo vegetativo negativo. Es una medida que favorece que se revierta la crisis demográfica, aunque no la única posible. Además, impulsa tanto la flexibilidad laboral como la conciliación familiar. En este sentido, es positiva y está alineada con el compromiso de los empresarios por adoptar estas prácticas. Por si fuera poco, el Congreso ha impulsado la propuesta de forma unánime, y este consenso es una garantía para que salga adelante", afirma Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra.

Actualmente en España, las mujeres disponen de seis semanas de permiso obligatorias, mientras que los hombres disponen de cuatro. Asimismo, hay otras diez semanas que, en principio, podría cogerse cualquiera de los dos progenitores, aunque en la práctica la disfrutan las madres. Solo en el 1,75% de los casos las asumieron los varones, según los últimos datos disponibles de la Seguridad Social, correspondientes al primer trimestre de 2018.

"Lo que sería deseable es que este derecho se alinease con las necesidades de cada empresa, sobre todo en aquellos casos en los que ambos cónyuges trabajen en la misma empresa y en el mismo departamento, de tal forma que se aplique el sentido común y se minimice el efecto sobre la actividad empresarial. En otras palabras, evitar que ambos coincidan en el mismo periodo", añade Cebreiros.

En similares términos se expresa José Antonio Redondo, vicepresidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Vigo y presidente de AJE España, que añade que los permisos parentales igualitarios tienen que ir acompañados de otras medidas que fomenten ya no solo la igualdad, sino la corresponsabilidad. "Es un paso importante hacia la corresponsabilidad. Ser padre, ser madre es indistinto y una sociedad que avanza tiene que tender, efectivamente, siempre a la corresponsabilidad. Es, además, un gran avance para acabar con ciertas reticencias que pudiera haber a la hora de contratar a una mujer", comenta. El representante de AJE, matiza, sin embargo, que para que este avance pueda llevarse a cabo hay que ver si el modelo laboral está preparado para asumir el coste que conlleva.

Chis Oliveira, catedrática de Filosofía y experta en igualdad, opina que aunque parezca un poco fuerte la obligatoriedad, esta a veces, es positiva. "Nos pasó igual cuando se impuso la cuota mínima de presencia femenina en los cargos de poder y ahora nadie lo discute. Los padres van a poder disfrutar también de la experiencia de ser padres al no tener que elegir entre su trabajo y su faceta personal. Creo que es una medida que va a beneficiar no solo a las mujeres, sino también a los hombres aunque parezca una imposición", opina.

Para Alba Alonso, profesora, madre y responsable del proyecto RealKiddys, que pretende combatir los estereotipos de género y educar en la igualdad a niños y niñas, la equiparación de los permisos por paternidad y maternidad es fundamental para conseguir la corresponsabilidad. "La paternidad es una experiencia única también para ellos y, aunque son necesarias otras medidas para alcanzar la conciliación, creo que este es un paso muy importante", afirma Alonso, para quien sería deseable ampliar esas 16 semanas de permiso y acercarnos a otros países europeos, como Suecia, donde los padres y las madres tienen un máximo de 480 días de permiso remunerados. Además, contribuye a acabar, añade, con la discriminación laboral por ser mujer. "Poder ser madre ya no perjudicaría a la mujer a la hora de buscar trabajo", afirma.



Chis Oliveira - Catedrática de filosofía

"Aunque parezca una imposición, va a beneficiar mucho a los padres "




Jorge Cebreiros - Presidente empresarios

"Es una medida que favorece que se revierta la crisis demográfica"




José Antonio Redondo - Presidente AJE España

"Una sociedad que avanza tiene que tender siempre a la corresponsabilidad"




Alba Alonso - Educadora

"Aunque no es el único, es un paso muy importante hacia la conciliación"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca