27 de enero de 2018
27.01.2018

Isabel García López: "La comida procesada provoca reflujo, causa frecuente de problemas de voz"

27.01.2018 | 02:28

La jornada que el Servicio de Otorrinolaringología de Povisa celebró ayer sobre el manejo diagnóstico-terapéutico de la afectaciones en la laringe provocadas por enfermedades neurológicas contó con una figura de primer nivel a nivel nacional, la doctora Isabel García López. Esta especialista del Hospital La Paz conoce en profundidad la voz, no solo como otorrino, sino también como profesora de canto y soprano. Ayer, en su ponencia, abordó problemas como la parálisis de las cuerdas vocales, el temblor de voz o la disfonía laríngea.

-¿Son habituales estos problemas en la laringe causados por lesiones neurológicas?

-Bastante, sobre todo la parálisis. Tienen distintas causas. La mitad son consecuencia de algunas cirugías, como las del cuello, tiroides, columna vertebral, corazón o pulmón. Por lesión de los nervios pueden producir parálisis de las cuerdas vocales. Otras veces se producen, por ejemplo, por la infección de un virus. Es importante saber reconocerlas, diagnosticarlas y, sobre todo, resolverlas.

-¿Cómo se tratan?

-Depende de la causa. A veces, en los primeros meses no hacemos más que un tratamiento rehabilitador con logopedia para intentar mejorar lo más posible la voz y la función de tragar y respirar. Si las parálisis ya son crónicas, duran unos cuantos meses y no se resuelven con esta primera fase de tratamiento y producen afectación de la voz y de la capacidad de tragar o de respirar, necesitan cirugía.

-¿Cómo de extendido está este problema entre la población?

-Este problema es una minoría entre los de laringe, pero por su repercusión y gravedad tienen gran importancia. En general, problemas de voz puede tener hasta el 80% de las personas, pero los más frecuentes son los que se producen por usarla incorrectamente o las afonías puntuales, como por catarros.

-¿Qué aconseja para cuidarla?

-Hay dos grandes grupos de cosas. Uno de ellos es saber hablar bien, que es muy importante sobre todo para quienes la usan en el ámbito laboral. Por otra parte, están los cuidados generales de salud, que también influyen en la voz como alimentarse bien, beber agua, dormir las horas que hay que dormir...

-¿Alimentarse mal puede perjudicar la voz?

-Sí. Una dieta incorrecta, con mucha comida procesada y envasada favorece el reflujo de ácido del estómago que es una causa bastante frecuente de problemas en la voz. Otro factor del estilo de vida y el más importante es el tabaco, que produce problemas en la voz y una lesión gravísima en las cuerdas vocales, que es el cáncer de laringe.

-Recomienda usar bien la voz. ¿Cómo se hace eso?

-Podríamos resumirlo lo que se llama técnica vocal. Igual que hay una manera correcta para levantarse y agacharse sin dañar la espalda, también hay una manera correcta de hablar. No solo de eso, sino de colocar el cuerpo, de respirar, de emitir la voz, de usar la resonancia natural que tenemos en la cara... Y eso es algo que a veces no es tan fácil aprender. Nos lo puede enseñar un logopeda y es fundamental para prevenir las lesiones.

-¿Qué tipo de profesionales acuden a su consulta?

-De todo tipo. Los que trabajan con la voz quizá tienen más impacto porque, por ejemplo, una disfonía para un maestro o un comercial le puede llevar a una baja laboral. Pero todos usamos la voz para comunicarnos en nuestra vida diaria, por lo que vemos a personas de todas las profesiones.

-Me han contado que también atiende a Rajoy.

-Como he dicho, vemos a personas de todas las profesiones. Las de más riesgo sean los docentes y los que trabajan al aire libre, pero también otras como periodistas, actores, cantantes, políticos...

-Usted, además, es una profesional del canto. ¿Qué llegó antes, el interés por curar la voz o por entonarla?

-En mi caso, estuvieron bastante relacionados. Las dos carreras discurrieron en paralelo inicialmente, aunque ahora mismo mi dedicación es fundamentalmente para la medicina y canto cuando tengo tiempo libre, pero no me dedico a ello. Tengo esa formación y esa titulación de profesora de canto y ayuda a entender mejor cómo funciona y qué es lo que pueda pasar cuando falla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook