Un 34% de los padres y madres que han vivido la experiencia de que su hijo o hija superase un cáncer afirman sentirse aún con malestar emocional pese a que la enfermedad se hubiera erradicado, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR). El estudio se hizo con entrevistas a 41 padres de menores supervivientes de diferentes tipos de cáncer infantil. Los investigadores evaluaron aspectos como el apoyo social recibido, cómo se enfrentaron a los peores momentos de la enfermedad, el estrés general y el malestar emocional en relación al cáncer.