26 de octubre de 2017
26.10.2017
Obra Social de "La Caixa"

La asociación La Esperanza estrena piscina terapéutica en su sede de Nigrán

La organización, que trabaja con personas con discapacidad intelectual, recibe una ayuda de 10.000 euros de "La Caixa"

26.10.2017 | 02:13
La asociación La Esperanza inauguró ayer la nueva piscina terapéutica "Snoezelen". // J. Lores

La asociación La Esperanza del Val Miñor inauguró ayer su nueva piscina terapéutica "Snoezelen" que desde hace dos semanas ya utilizan cerca de una veintena de sus integrantes, en sesiones individualizadas de una hora acompañados por un monitor, de 10 a 14 horas.

El proyecto fue presentado el año pasado a la Obra Social de La Caixa y recibió una aportación de 10.000 euros para cofinanciar esta instalación en la sede de la entidad, en Parada (Nigrán). El resto lo aportó La Esperanza a través de aportaciones de particulares,tanto directamente como a través de la venta de loterías. "Nos permite llevar a cabo tratamientos individuales tanto a través de la parte psicomotriz como por la hidroterapia", explica el coordinador de La Esperanza, Alberto González. La asociación trabaja con personas con discapacidad intelectual y suma esta nueva dotación a una infraestructura en la que cuenta con un centro de educación especial para los más jóvenes y un centro de día y otro ocupacional para los adultos.

"En este momento el proyecto de la piscina está dirigido a personas con mayores necesidades de apoyo", remarca González, que precisa que los usuarios realizan movimientos en el agua para trabajar la autonomía y también se emplean técnicas de fisioterapia donde se trabaja la autonomía pero también la movilidad. El objetivo es ir ampliando poco a poco el horario de uso de la piscina, en función de las necesidades si bien, aclara el responsable, algunos de los asociados con más autonomía acuden a la piscina municipal de Nigrán.

No se trata de la única iniciativa en la que trabaja La Esperanza, ahora inmersa en un nuevo proyecto para rehabilitar una antigua escuela en Camos para que los usuarios puedan realizar una simulación de vida autónoma. La obra la acometerá el Concello de Nigrán y también cuentan con otra aportación de 10.000 euros de La Caixa para adecuar las futuras instalaciones a su nuevo uso. "El Concello nos cederá las instalaciones por un año a través de un convenio para trabajar el tema de la autonomía, algo que nos demandan las familias fuera del horario habitual del centro de día y el ocupacional, de lunes a viernes", precisa Alberto González. Así, el objetivo es contra con una vivienda que ofrezca el fin de semana un respiro a los familiares y también que permita a los usuarios con menos necesidades de apoyo una primera experiencia de vivir solos sin su entorno familiar pero en un ambiente controlado, de 3, 4 ó 5 personas con un monitor", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook