Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María José Alonso: "Hay que eliminar los tabúes alrededor de la nanomedicina"

La científica gallega, primera española en presidir la Controlled Release Society con más de 1.500 miembros en todo el mundo

María José Alonso.

María José Alonso.

2017 es el año de la investigadora gallega María José Alonso, de la Universidade de Santiago de Compsotela. En los últimos meses, ha sido elegida miembro de la Academia Nacional de Medicina de EEUU y del College of Fellows del Instituto Americano de Ingeniería Biológica y Médica (AIMBE). Desde ayer, además, fue nombrada en Boston, Estados Unidos -desde donde concedió esta entrevista- presidenta mundial de la Controlled Release Society, una asociación internacional para la nanomedicina.

-¿Qué supone para usted presidir esta asociación creada en 1978 y que, hasta ahora, no había sido dirigida por un español?

-Es una asociación internacional, la número uno en liberación controlada de fármacos y nanomedicina. No es frecuente que la presida un europeo. Nunca hubo ningún español en la presidencia y nunca se ha celebrado allí un congreso pero yo llevo muchos años afiliada a esta sociedad llevando cargos de la junta directiva. Hasta ayer, era la secretaria científica del congreso. ¡Qué duda cabe que es un gran honor presidirla! Es una sociedad científica con 1.500 socios. Podría decir que, para mí, presidirla es uno de mis mayores logros en mi carrera científica. También es una responsabilidad, porque es mucha la gente que tiene interés en esta organización.

-¿Ya sabe cuáles serán las líneas maestras de su presidencia?

-La principal línea es la organización de un congreso anual que reúne a más de mil personas y que este año se ha organizado en Boston y el que viene, en Nueva York. Pero la actividad también incluye una comunicación permanente con los socios y la edición así como coordinación de tres revistas científicas, entre otras actividades.

-¿En qué medida su nombramiento puede dar más luz a la investigación realizada en España y a la labor de la mujer científica?

-Yo creo que puede aportar mucha luz. En este congreso en Boston, yo he subido al 'podium' todo el rato por el nombramiento, por moderadora de sesiones... Todo el mundo hablaba de Santiago de Compostela. Al estar allí visible, está visible Galicia, está visible mi universidad y España. Estos días, reuní un grupo de España y Portugal y los llevé al laboratorio del profesor Robert Langer, líder mundial en la materia. Toda esa gente quedó encantada de tener acceso a esta visita y contacto. Yo creo que es una buena noticia para España porque se visibiliza. El congreso, antes o más tarde, acabará viniendo a España y yo ejerceré influencia para ello.

-Llama la atención el reparto bastante paritario entre hombres y mujeres de los órganos de dirección de la CRS.

-No hay un reparto intencionado pero sí una gran sensibilidad con la presencia de la mujer en la ciencia. Es excepcional que cuatro presidencias seguidas hayan sido para mujeres. Cuatro. La asociación hace una especie de coaching de mujeres científicas. Les ofrecemos ayudarles para encauzar su carrera y no dejarse llevar por lacras, tabúes o condicionantes socioculturales locales.

-¿Cuáles son los principales retos de la nanomedicina?

-Son muchos porque es una ciencia incipiente. Hace años que se viene hablando de ella pero los frutos se están empezando a conseguir ahora. Ya hay varios fármacos en el mercado. La nanotecnología farmacéutica, como a mí me gusta llamarla a veces, es algo transversal que puede influir en la mejora del tratamiento de muchas enfermedades. Los retos están por todas partes: encontrar mejores tratamientos para el cáncer, tratamientos más eficaces para enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, del sistema nervioso...

- ¿Es cierto que Galicia está tirando del carro de la nanotecnología en muchos campos?

-Es una apreciación correcta. En nanotecnología, existen grupos en todas las universidades que realmente hacen trabajos muy interesantes. Yo diría que estamos muy bien posicionados en el contexto español y europeo.

- Por último, ¿cree que la gente ve la nanotecnología como ciencia ficción?

-Ha habido libros y gente que han presentado las cosas de una forma exagerada como minirobots que van a controlar nuestro organismo. Esto, obviamente, no es así. Los nanomedicamentos se dirigen según nuestro control. Hay que eliminar los tabúes que existen alrededor de la nanotecnología a veces.

Compartir el artículo

stats