Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Borrador de una ley integral de identidad de género de Galicia

El colectivo transgénero gallego propone un carné temporal con el sexo sentido

Las asociaciones LGTBI buscan apoyos parlamentarios para la nueva legislación

Colectivos LGTB participan en una "besada" colectiva en Vigo. // M.G.Brea

Un carné transitorio gallego, para evitar la dualidad de identidades de las personas transexuales -la "oficial" en documentos y el sexo sentido- o una Unidad de identidad de género en la Sanidad son algunos de los puntos fuertes de un proyecto de Ley que varios colectivos LGTBI impulsan en Galicia. El colectivo trans gallego ya tiene un borrador, que arranca apoyado por las asociaciones Arelas, Amizando y Ultreia LGTBI y que ahora buscarán el apoyo parlamentario para sacarlo adelante. No son los primeros: en el País Vasco y Madrid se intentaron implantar legislaciones sobre esta temática, no sin cierta oposición y polémica. La amplitud de este borrador de Ley para Galicia queda patente en que da cobertura a menores, adultos, inmigrantes y a personas privadas de libertad.

"Queremos que los grupos políticos con representación parlamentaria se unan y asuman el borrador como propio y empezar a trabajar con todas las asociaciones gallegas para incluir o modificar algún aspecto", explica la coordinadora de trabajo de personas trans adultas de la Asociación Arelas, Sara Romero.

El carné para el colectivo trans, que identificaría las personas en Galicia sin necesidad de mostrar su DNI en todas las administraciones públicas gallegas, persigue evitar las paradojas. "Hay que explicar nuestra vida a cada persona a la que muestras tu DNI y luego, esperar a que esa persona crea que somos nosotras, no un hermano...", ejemplifica Romero, "o que griten un nombre con el que no te identificas para hacer unos análisis". Precisamente, la atención sanitaria es otro de los ejes en los que se centra el colectivo trans en el proyecto de Ley propuesto. "La Unidad de referencia estará integrada por los profesionales de la asistencia sanitaria para atención de las personas del colectivo trans que se determinen, respetando la libre determinación de la identidad de género sentida y que prestará a las personas trans el tratamiento más adecuado a sus circunstancias personales y a su estado de salud", incluye el texto, además de que "definirá las mejores prácticas médicas relacionadas".

Galicia podría tener una ley integral de identidad de género, con la que paliar la histórica discriminación administrativa a las personas transexuales, además de marcar la hoja de ruta para normalizar la situación del colectivo LGTBI en los ámbitos sanitarios, educativo y social. La presidenta de Arelas, Cristina Palacios explica que la próxima semana empezarán los encuentros con grupos políticos gallegos. Para disponer de un mecanismo de evaluación sobre la efectividad e las medidas adoptadas, el borrador propone la creación de un órgano de carácter consultivo denominado Consello consultivo trans de Galicia, en el que estaría representadas asociaciones y administraciones implicadas en la aplicación de esa ley.

Ante la polémica surgida por la supuesta falta de apoyo de otros colectivos LGTBI de ámbito estatal, la coordinadora en Galicia de la Fundación Daniela, Soledad Fernández, indicó que no estuvieron en la presentación del borrador "simplemente porque desconocíamos el contenido".

Sara Romero | Coordinadora de Transexuales adultos de Arelas

"El carné tendría validez solo en Galicia y en todas las administraciones"

"La idea de un documento de identificación transitoria es uno de los temas más importantes, que refleja el artículo 7", explica Sara Romero. "Pedimos un carné que solo tenga validez en Galicia para todos los trámites que tengan que ver con la comunidad. Sería identificativo con una fotografía y con el número de DNI, la dirección, el nombre de los progenitores -entre otros datos- y el sexo sentido de la persona que lo solicita". Es decir, todos los datos necesarios para que esa persona quede perfectamente identificada sin necesidad de tener que mostrar el DNI.

"El problema de España es que en la Ley de cambio registral 3/2007 nos pide a las personas trans dos años de hormonación para el cambio registral y hay personas que no quieren", argumenta. "A mayores, en virtud de esa legislación, es preceptivo un informe psicológico, lo que supone que si tienes cualquier enfermedad mental, ya no puedes ser transexual", añade la experta de Arelas.

Compartir el artículo

stats