Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"En Montañeiros Celtas aprendí todo sobre espeleología"

El interés por la montaña le viene a Daniel Ballesteros del club Montañeiros Celtas. Aquí hizo sus pinitos como espeleólogo con diez años y reconoce que se formó en esta actividad gracias a esta asociación viguesa. "Montañeiros Celtas es mi club desde niño y fue con el que aprendí todo lo que es la espeleología" explica Ballesteros, que sigue perteneciendo al club pese a que tuvo que marcharse a Oviedo para estudiar Geología, donde ahora ha presentado su tesis doctoral.

"Llevo el nombre del club allá a dónde voy. En las investigaciones que realizo, tanto como espeleólogo como científico, siempre está de alguna forma involucrado el club y los compañeros me echan una mano", añade.

Montañeiros Celtas lleva desde 1942 vinculado a Vigo con el objetivo de difundir los deportes de montaña. Ballesteros destaca que les caracterizan las actividades con los más pequeños, y que consiguen fidelizarlos a la montaña con todo tipo de actividades: escalada, espeleología, montañismo, alpinismo, etc. "Yo soy uno de esos niños que aprendió y creció en el club", afirma.

El geólogo vigués recuerda que fue gracias a una actividad llamada "operación benxamín", que consiste en un curso básico sobre lo que necesitas saber para moverte por la montaña, fue el motivo por el que se inclinó a prepararse como espeleólogo. "Por eso me fui hasta Oviedo a estudiar la carrera de Geología y realicé el doctorado y la tesis doctoral sobre las cuevas. Está todo muy relacionado con esos primeros inicios", sostiene.

Aunque su primera incursión en los Picos de Europa, las montañas que ha estado estudiando los últimos seis años, no fue con sus compañeros del club. Acudió por primera vez con un grupo de espeleólogos de Cantabria después de marcharse a Oviedo a estudiar.

Compartir el artículo

stats