16 de febrero de 2016
16.02.2016

Redondela y Arbo solicitan la declaración de zona catastrófica por las inundaciones

Ponteareas, Gondomar y Mos estudian sumarse, mientras valoran los daños producidos

16.02.2016 | 08:15
Los efectos devastadores del temporal. // Adrián Irago

Los rayos del sol iluminaron ayer en numerosos puntos del sur de Pontevedra los devastadores efectos de las intensas lluvias del fin de semana. La magnitud de los daños en localidades como Redondela y Arbo ha llevado a ambos concellos a solicitar la declaración de zona catastrófica. De este modo se podrán acoger a ayudas del Gobierno.

En la villa de los viaductos, el desbordamiento del río Maceiras inundó los bajos de viviendas, garajes y locales comerciales. Los peritos de las aseguradoras comenzaron a evaluar los destrozos provocados por las riadas que anegaron varias calles el viernes y el sábado. Desde el Concello se solicitó ya el fin de semana la presencia de peritos del Consorcio de Seguros, tanto en el casco urbano como en la parroquia de San Esteban de Negros, donde una avalancha de barro y ramas obligó a cortar la N-555, ayer ya reabierta al tráfico.

El concejal de Interior, Arturo González, informó de que personal de la Demarcación de Carreteras ayudó en la investigación de este suceso que afectó a varias casas y coches. "Al parecer la riada se debió a la acumulación de agua en un vertedero ilegal en el monte, que cedió y cayó ladera abajo unos 400 metros", explicó el edil redondelano.

Ayer por la mañana visitaron las zonas afectadas en la villa técnicos de Augas de Galicia, a fin de determinar las actuaciones futuras para evitar los desbordamientos de los ríos Maceiras, Alvedosa y Pexegueiro. Según algunos vecinos, los anegamientos del fin de semana fueron "los peores de los últimos treinta años".

Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero los materiales son "considerables, muy elevados", dijo González.

Con Redondela recuperando la normalidad, en tanto no se hace un balance exacto de los daños, el Concello llama a los vecinos afectados a solicitar "instrucciones" para reclamar compensaciones tanto a sus compañías de seguros como en el departamento municipal de Patrimonio. El grupo de gobierno acordó solicitar al Gobierno la declaración de zona catastrófica a fin de poder acogerse a subvenciones de emergencia.

Tras los graves daños causados por la climatología del pasado fin de semana, Arbo también decidió declararse zona catastrófica con la intención de habilitar las ayudas que establece el Real Decreto 307/2005. Las personas afectadas deberán presentar, lo antes posible, en las oficinas municipales una comunicación por escrito de los daños padecidos en sus propiedades y derivados directamente de las circunstancias climatológicas, para así formar el expediente necesario para lograr esa declaración y habilitación de ayudas públicas, según un bando emitido por el alcalde Horacio Gil.

Otros ayuntamientos como Ponteareas, Gondomar y Mos valoran los daños causados por las lluvias de los últimos días y estudian sumarse a la solicitud. En el municipio del Tea, el alcalde Xosé Represas apuntó que "se reclamarán ayudas a otras administraciones" por los daños causados en instalaciones deportivas, carreteras y propiedades particulares. La alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, cifró en unos 300.000 euros los daños causados en las carreteras municipales, ocho de las cuales se tuvieron que cerrar al tráfico. En Gondomar, los equipos de emergencia trabajaban aún ayer para paliar las "consecuencias colaterales" del temporal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine