Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rostro de niño, alma de bróker

Con 21 años, Francisco Herrera se gana la vida con la bolsa y acaba de publicar un libro

Francisco Javier Herrera, el viernes en Santiago. // Xoán Álvarez

Francisco Javier Herrera, el viernes en Santiago. // Xoán Álvarez

Francisco Javier Herrera estudiaba Medicina pero, en unas vacaciones, se topó con un pequeño manual de bolsa que sacó el bróker que llevaba dentro y no dudó en seguir su instinto. El joven compostelano, de solo 21 años, dedicó un tiempo a formarse con los mejores profesionales del país y se ha convertido en un experto en bolsa, acaba de publicar con la editorial Anaya un manual para todos los públicos y dirige una plataforma (www.tuplanabolsaytrading.com) en la que ofrece formación a amas de casa, funcionarios y estudiantes para que aprendan, como él, a obtener un sueldo extra en los mercados financieros.

"En un primer momento escribí el libro como un manual para mi entorno familiar, un libro sencillo con un lenguaje claro y sin tecnicismos, pero tras ver su resultado decidí probar suerte publicándolo y la Editorial Pirámide me abrió sus puertas", relata Herrera.

El joven ha hecho de los mercados financieros su forma de vida. Desde su propia casa realiza su operativa de trading en los horarios de mayor volumen financiero. "Obtengo mi sueldo en los mercados, cierro el ordenador y me retiro; para ello sólo necesito mi PC, un bróker y la conexión a internet, porque los conocimientos ya los tengo. Esto me permite disponer de bastante tiempo libre, que dedico a la parte de formación y otras muchas actividades", describe.

El compostelano asegura que la bolsa despertó su interés desde muy pequeño "a pesar de que mis padres no se dedican a nada relacionado con este mundillo, pero desde muy joven yo leía y me informaba acerca de los mercados. Muchos se llevan un chasco ya que esperan un mundo rodeado de personas que gritan de forma frenética sobre un parquet como nos hacen ver en las películas. Pero lo interesante de todo esto es poder aprender a leer los gráficos de las empresas o índices, aprovechar sus movimientos, sacarse un sueldo y poder vivir tranquilamente", asegura con sorprendente seguridad.

Comenzó a formarse de forma autodidacta. "Leía numerosos libros y manuales, me empapaba de todo conocimiento bursátil que encontraba y, posteriormente, comencé a formarme con expertos en la materia: analistas técnicos, brókers y operadores bursátiles independientes de los cuales aprendí muchísimo. En definitiva, me desplazaba allí donde hubiera alguien que compartiera sus conocimientos sobre la bolsa", explica.

El joven asegura que no hay que tener miedo al mundo de las finanzas y apuesta por la formación. "Existe un miedo generalizado en cuanto al mundo de las finanzas, ya que siempre nos quedamos con las experiencias negativas de aquellos que han invertido en bolsa y han perdido. Tal vez, detrás haya algún fallo en cuanto a formación, prácticas o un mal análisis del mercado. Por ello, principalmente recomiendo formarse, ya que existen formas de entender cómo funcionan los mercados, pero es indispensable la formación, disciplina, constancia y paciencia", concluye.

Compartir el artículo

stats