"Da xeometría á desorde, da desorde á xeometría" es el título de la exposición que reúne obras realizadas por los cerca de 80 alumnos de pintura de la Escuela Municipal de Artes y Oficios de Vigo (EMAO) en torno a la abstracción, una muestra comisariada por la profesora y artista Paula Mariño, que se inaugura mañana, a las siete de la tarde, en el Espacio EMAO, en un acto que contará con la actuación de la arpista y cantante viguesa Marta Quintana.

"He creído que era importante que todo el alumnado de pintura participaran en este proyecto dada la calidad de las piezas, realizadas en torno a un eje común: la experimentación y el trabajo constante", explica Mariño.

"Da xeometría á desorde, da desorde á xeometría" es un compendio de formatos y técnicas, en torno a uno de los estilos pictóricos dominantes a principios del pasado siglo: la abstracción, tanto geométrica como expresiva, que en su momento fueron casi antagonistas y que hoy suelen confundirse. "En la abstracción geométrica, orientada según el cálculo, el rigor y la norma, prima lo objetivo y los valores universales con una planificación de la obra. Por otra parte, la abstracción expresiva transcurre por el camino de la expresión inmediata, espontánea y directa, y las obras están abocadas a un cierto desorden, aunque no es real porque en ellas prima la composición", resume.

Por estos dos caminos se mueven las obras de esta exposición, asegura Mariño, que son el resultado de la experimentación en distintas técnicas, como acrílico, óleo y pastel, aplicadas a distintos soportes, una combinación que resulta determinante para la pieza, según esta profesora. Todas se han realizado en la escuela y todas tienen detrás muchas horas de trabajo antes de pasar al soporte definitivo. "Y todas parten de un entendimiento común, de una base geométrica racional, para abrirse a lo momentáneo", explica. Son obras abstractas, pero liberadas de las etiquetas de los géneros. La pieza de mayor tamaño de la muestra, que podrá visitarse hasta el 22 de mayo (de 19.00 a 21.00 h.), parte de un juego: la pintura automática, que desarrolla colores y formas desde la expresión en piezas más pequeñas y bocetos para terminar en una obra de marcado carácter geométrico.