Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indignación en la flota gallega

El cierre de Radio Exterior de España indigna a la flota gallega

Marineros pierden su única conexión informativa española por radio en altamar al cesar la onda corta

El cierre de Radio Exterior de España indigna a la flota gallega Simón Espinosa

"¿Y cómo va lo del ébola por ahí?" Desde el Atlántico sur, el capitán del "Playa Galicia", Daniel Millán Estévez, deja caer la pregunta. Llevan solo días sin la habitual conexión de Radio Exterior de España mientras faenan en las islas Malvinas, pero la desinformación ya ha hecho mella en la tripulación. Daniel Millán, avezado marino de Bueu, se alegra de la mejoría de Teresa, la enfermera contagiada. "No sabemos ni qué pasa por ahí, ni qué tiempo hace en Galicia y antes escuchábamos hasta el boletín meteorológico", añade por teléfono. La ciclogénesis que "regó" el sur gallego esta semana supone otra sorpresa para la tripulación del buque de arrastre.

Confiesan que las tardes de sábado y domingo en altamar tenían un aliciente: las "porras" y el debate que suscita el fútbol, con la misma pasión que en ámbito nacional. "Era como un hobbie, a todos nos gusta", aseguran. A flote, a lomos de barcos que trabajan largas jornadas durante meses, los marineros seguían el vínculo con la actualidad de España a través de las ondas hercianas de Radio Exterior. Una señal que llegaba a todo el mundo gracias a la emisión por onda corta. Así han tomado las uvas de fin de año y han seguido los resultados electorales cada año. También han consultado información -crucial en muchos casos- sobre lugares en los que operan piratas. Pero desde hace unos días, el mar está más callado.

El pasado miércoles a las 00:00 (hora peninsular española), Radio Exterior de España dejó de transmitir desde el centro emisor de onda corta de Noblejas, en la provincia de Toledo.

Pasó a blanco.

Y el cese de REE, la única frecuencia española que se oye desde los pequeños buques en caladeros de altamar, así como en zonas del planeta sin conexión a internet, supone la ruptura con la información de su país. "Es una sensación de vacío, de aislamiento y de abandono", asegura otro marinero dedicado a la pesca de arrastre y estos días trabajando con merluza.

A principios del siglo XX, la onda corta fue el primer medio de comunicación radiofónico y el sistema tradicional de difusión de REE, el canal internacional de Radio Nacional de España (RNE), que en 2012 cumplió su 70 aniversario.

Radio Exterior de España permitía el acceso a la información también para misioneros, militares, cooperantes, personas en países en vías de desarrollo en misiones humanitarias donde no es posible acceder a internet, TDT o satélites por los problemas económicos o de infraestructuras, o por censuras de sus gobiernos. También a sitios donde la infraestructura local había quedado destruida por un desastre natural".

El que fuera director de programas de dicha emisora, Antón Luaces, asegura que llegó a 80 millones de oyentes -el doble de la población actual de España-. La supresión total de este medio de difusión llega después de que se clausurara el centro de emisión de Costa Rica. Ahora, REE sólo se podrá escuchar a través de internet, un medio minoritario en los buques.

Marineros que faenan en el Atlántico sur han dado su testimonio tras el "corte" de la voz de Radio Exterior de España. Hace unos quince días que dejó de emitir en onda corta y su voz se hizo sorda en el lejano mar, sobre cuyas aguas pescan centenares de buques gallegos. Era la última conexión por radio con España, cuya frecuencia llegaba allí donde estuvieran. La caída de las torres gemelas de EE UU, los atentados de Madrid, los resultados electorales... hasta los partidos de fútbol de cada temporada. Los marineros que se embarcan por hasta seis meses mantienen contacto con el exterior a través de esas ondas hercianas que ahora se pagaron.

"Somos muchos marinos de pesca gallegos en los caladeros. Empiezo: desde Canadá, Noruega, Islandia, Brasil, a las plataformas de Mexico, el caladero de Argentina, Sudáfrica, Namibia, Senegal, Guinea Conakry. Todos los que navegamos por esos mares y también los emigrantes, teníamos la conexión con España a través de REE. Ahora nos quedamos sin nada", alega Millán, que lleva trabajando en el mar 26 años.

Tanto es así que los buques del Atlántico sur han comenzado a recoger firmas para elevar al Ministerio u organismos pertinentes. Desde la Cooperativa de Armadores de Vigo aseguraron ayer que apoyarán al colectivo, según el director gerente del ente, José Ramón Fuertes.

No serán los primeros. Trabajadores de RTVE reconocieron al menos una carta que llegó desde el atunero vasco "Albacan" en el que se decía: "Sé que somos un colectivo minoritario desde un punto de vista estadístico y que vuestros motivos habréis tenido para realizar este corte, pero nosotros, igual que otros muchos que están como nosotros, no tenemos la posibilidad tanto de conectarnos a un satélite como de utilizar internet para escuchar los partes informativos, escuchar programas como españoles en la mar [...]".

"Ahora empiezan a poner internet en los barcos, pero es costoso", reconocen. Como muestra, un botón: De los 50 buques con españoles que actualmente faenan en el caladero de las islas Malvinas, solo tres tienen internet. La brecha tecnológica se siente en los grandes buques oceanográficos. "El Sarmiento de Gamboa cuenta incluso con servicio para hablar con Skype", reconoce un investigador.

José Ramón Fuerte

"Elevaremos la queja de los pescadores a los organismos responsables; los han dejado en la soledad"

El director gerente de ARVI, José Ramón Fuertes, asegura a pesar de estar convaleciente que ha recibido la queja de los buques con presencia gallega. "Haremos llegar la queja de los pescadores a los organismos responsables, a todas las instituciones implicadas; lo que han hecho es dejarlos en la soledad", añade, "es como si el mar se hubiese hecho sordo". "En los caladeros lejanos, REE es la única conexión con las informaciones de España", explica. "Algunos barcos han hablado entre ellos y nos han trasladado su queja, pero estamos seguros de que más buques en otros lugares también echarán de menos la retransmisión de radio y se sumarán", añade. Antes de gerente, Fuertes estuvo embarcado y conoce bien la sensación. "Los gallegos están en muchos caladeros del mundo y disfrutaban de REE.

José Antonio García Novo

"Me ha hecho mucha compañía el programa 'Españoles en la mar' "

"Durante la vida navegando, me ha hecho muchísima compañía 'Españoles en la mar'. En el barco esperábamos ese programa ansiosamente. Deseabas escuchar hablar a alguien en español para salir de la rutina", reconoce el capitán de un remolcador en el Golfo de Guinea, José Antonio García Novo. Natural de Ribeira, se embarcará el próximo mes de nuevo. La empresa para la que trabaja acaba de firmar un contrato por siete años. "Precisamente, acabo de comprar una radio de onda corta, ¡tendré que devolverla!", comenta a sus 42 años el experimentado marino, que lleva en el mar desde los 18 años y ha viajado por varios caladeros. Acaba de enterarse del cierre de Radio Exterior y la noticia no le deja indiferente: "Habrá que llevar un disco duro lleno de series y películas", razona. Pero nada que iguale a la información. "No tener un poco de ocio lo vas a superar, perocarecer de noticias frescas de tu país... no", reflexiona García Novoa. Aún así, explica que siempre que los barcos llegan cerca de puerto, se puede recibir wifi.

Agustín Ferradás Menduíña

"En el mar es vital tener noticias; es la única conexión exterior"

"En la mar, es vital tener noticias; REE era la única conexión con el exterior que teníamos. Nos sentimos como descolgados", explica desde Galicia el buenense Agustín Ferradás Menduíña, capitán de uno de los ochenta buques que faenan en Namibia; un congelador que toma su nombre de un pueblo local y con bandera de dicho país. Él y el jefe de máquinas son españoles. Pronto, el día 29, volverán rumbo África. ¿Cómo será hacerlo sin los boletines radiofónicos? "Mi opinión es que estamos fastidiados; era la única forma de enterarnos de muchas cuestiones de interés". Y entre ellas, señalan al "fútbol". "Los partidos son gran parte del entretenimiento que tenemos allí", reconoce también el gallego. Por eso, Ferradás se sumaría a la petición al Ministerio de otros buques del Atlántico sur, para solicitar que se restablezca el servicio de onda corta. "Nosotros solemos estar solo siete u ocho días en el mar y luego vamos a puerto; pero aún así necesitamos noticias de nuestro país", comenta.

Daniel Millán

"Así nos enteramos del atentado del 11-S o de las elecciones y el fútbol es el aliciente cada fin de semana"

"Así nos llegaron noticias importantes como el atentado de las Torres Gemelas o el 15-M. Con Radio Exterior escuchamos de forma puntual información del país, como también los Mundiales de fútbol. De otro modo pasarían quince días sin enterarnos de esos noticiones mundiales, hasta que hablásemos con casa cada domingo", asegura a sus 47 años Daniel Millán. "Somos muchísimos, no solo los que navegamos, sino emigrantes en Sudamérica que escuchan REE". "¿Internet? De los 50 barcos españoles que faenan aquí, solo 3 tienen conexión", responde el marino sobre la alternativa. "Nos quedamos sin ninguna información; escuchábamos las noticias cada hora desde que comenzaba a las nueve de la mañana", asegura. "Creemos que no debe de ser tanto gasto conectar las emisiones, aunque sea del RNE".

Compartir el artículo

stats