Un grupo de científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (Ibsal) trabaja en una nueva diana terapéutica que ayude a la mejora de los resultados del tratamiento de la leucemia mieloide crónica. El director del grupo, Ángel Hernández, ha señalado que, después de unos cinco años de trabajo, los investigadores han conseguido identificar una nueva familia de proteínas, llamadas Nadph oxidasas, que pueden ser "una buena diana" para conseguir nuevos avances. El estudio se ha realizado 'in vitro', en cultivos celulares, y en dos modelos de animales diferentes y publicados en 'Clinical Cancer Research'.