El tiempo durante esta semana será más propio del mes de marzo atendiendo al dicho popular "marzo, marzal, pola mañá cara de rosas, pola tarde cara de can". Hasta el jueves, incluido, las mañanas en la mayor parte de la geografía gallega estarán libres de lluvias hasta las 14.00 horas cuando empezarán a caer chubascos.

Las temperaturas mínimas serán bajas entre ocho y nueve grados mientras que las máximas rondarán entre los 16 y 21 grados.

Si las predicciones se cumplen según lo trazado por Meteogalicia, el viernes será la jornada de transición, sin lluvias, y cielos algo o bastante nubosos que se irán clareando preparándose para un fin de semana soleado con temperaturas por encima de los 20 grados.

Así, se espera que Vigo ande los 24, Pontevedra sobre los 25 y Ourense llegue a los 26 grados el sábado y domingo. Esta bonanza podría proseguir en los primeros dos días de la semana próxima, según Meteogalicia, aunque habrá que esperar unos días para confirmarlo.