Los jóvenes tendrán peores estándares de trabajo y protección social que sus padres, algo que será la primera vez que ocurre en la historia reciente de España, según explica el sociólogo Pedro López de la Fundación 1º de Mayo. Esta situación sería un "problema de Estado" que generaría un impacto social, económico y demográfico "muy preocupante" y "cuyas consecuencias las pagarán todos" los españoles, explica López en la revista de esta Fundación que pertenece al sindicato CC OO.

La imposibilidad de emancipación que tienen en la actualidad los jóvenes españoles está directamente relacionada con el acceso a un empleo y una vivienda, por lo que considera indispensable que se adopten políticas que generen puestos de trabajo y fomenten el alquiler, pero dotadas de recursos presupuestarios.

Aboga por dotar de "soluciones estructurales inmediatas" a los problemas del empleo y la vivienda que sufre esta generación, ya que cuenta un gran potencial que daría "el mejor de los resultados con las políticas adecuadas".