Más de 1.600 inmigrantes han logrado entrar en Melilla en menos de tres meses, una cifra que supone el 65% de todas las entradas registradas en 2013. En ese cómputo entran también las llegadas en patera y los dobles fondos en vehículos.