Se cumple el veinte aniversario de la Asociación de familiares de enfermos de alzhéimer, AFAGA, -con unos 500 socios - y el presidente, Juan Carlos Rodríguez, se muestra cauto ante el descubrimiento científico. "Aplaudimos la detección precoz; ya que se habla de que la demencia no es el alzhéimer, sino un proceso de deterioro cognitivo que se lleva gestando años". Pero no obstante, se muestran recelosos: "No queremos generar falsas expectativas con cada avance médico, habrá que comprobar hasta dónde llega". Con estas palabras, el presidente se refiere a la opción de una persona de conocer años antes si sufrirá la enfermedad. "Hay quien podría preguntarse, ¿de qué me vale saberlo, si no hay cura?", plantea.