El Papa se reunirá el próximo 21 de marzo con 700 familiares de víctimas de la mafia italiana, informó ayer la oficina de prensa vaticana. Esta delegación representa a 15.000 familiares de personas asesinadas, heridas o extorsionadas por las diversas organizaciones criminales de Italia. Será el primer acto contra la mafia en el que Francisco participe, a pocos días del primer aniversario del inicio de su pontificado.