Están en peligro de extinción, pero no en veda. Es la paradoja que sucede en Galicia con dos especies de aves inconfundibles por su plumaje, en el caso de la vistosa cresta de la avefría, y por el característico canto de la becacina -que emite un catch repetitivo cuando levanta el vuelo y un zumbido durante el cortejo-.

Haciendo un breve resumen de la situación, estas especies tuvieron un día en Galicia parejas reproductoras que en la actualidad están casi desaparecidas. La avefría se mantiene solo en la zona de la antigua Lagoa de Antela (A Limia, Ourense), hoy desecada, pero se da por extinguida de A Terrachá (Lugo), donde hace años se veía criar. En total, la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN) calcula que su población rozará unas 20 parejas en la actualidad. Mientras, la becacina, que tuvo su punto de nidificación más importante de la Península en Galicia, hoy se circunscribe a zonas húmedas de Baltar y Calvos de Randín. Estas especies también cuentan con ejemplares que migran del norte de Europa en invierno, pero se desconocen los movimientos de las que crían aquí.

La primera en dar la voz de alarma ha sido la SGHN: "A pesar de su grave amenaza de extinción y el desconocimiento de los movimientos dispersivos y migratorios de las poblaciones reproductoras gallegas, tanto la avefría como la becacina se consideran especies cazables durante la temporada cinegética en Galicia por lo que existe el riesgo de que ejemplares reproductores, por tanto considerados en peligro de extinción, sean abatidos durante la temporada de caza". Así lo explica el presidente de la SGHN, Serafín González: "La actividad reproductiva entró en declive, pero la de caza permanece".

El Catálogo Gallego de Especies Amenazadas considera a ambas "en peligro de extinción" en las poblaciones reproductoras de avefría (Vanellus vanellus) y becacina (Gallinago gallinago), por lo que su supervivencia es poco probable si los factores causantes de su actual situación no se modifican. Y es que aún están por elaborar los correspondientes planes de recuperación para ambas especies.

Fruto de su "enorme preocupación" por el futuro de estas dos especies como reproductoras en Galicia, la SGHN y la Sociedad Galega de Ornitoloxía acaban de solicitar que la Dirección Xeral de Conservación de la Naturaleza -de la Xunta- apruebe el antes posible sus planes de recuperación para las especies catalogadas en peligro de extinción.

Las Sociedades citadas aprovechan la llamada de alerta sobre estas dos aves, para añadir que la degradación en las últimas décadas del hábitat de las especies amenazadas -tanto por la intensificación agraria, como por la plantación de especies como el eucalipto o la construcción de infraestructuras-, ha contribuido a la marcha de estos pájaros nidificantes.

También, solicitan que se prohiba su caza en Galicia a partir de la próxima temporada 2014-15, al menos hasta que se aprueben los respectivos planes de recuperación, a cuya tramitación urgen a la Administración. Estas dos agrupaciones ecologistas solicitaron que se les facilite copia en soporte informático de los documentos técnicos previos para los planes de recuperación de dichas especies, para poder acceder a ellos.