"Gracias Iraila por tu simpatía, tu dulzura y tu maravillosa voz. Un beso enorme allí donde estés. Este programa va por ti", sentenció el presentador Jesús Vázquez para poner fin a su discurso y dar paso a un programa de La Voz Kids -grabado desde verano- y en el que la estrella fue la pequeña Iraila recién fallecida. La familia de la niña, que falleció a a los 11 años causa de un cáncer que padecía desde hace cuatro años, autorizó expresamente la emisión del talent show con la última actuación de su hija.

El jueves, Telecinco emitió la intervención de la niña Iraila La Torre, que se había muerto el lunes y el programa contó con una audiencia media de 5.559.000 espectadores (34,1 % de cuota de pantalla). O lo que es lo mismo, el récord del concurso musical de Telecinco.

Más de un millón de espectadores se sumaron el jueves al programa respecto a la entrega anterior, que contó con una media de 4,462.000 millones -29% de cuota de pantalla-, según los datos facilitados por la cadena.

El minuto más visto del día en televisión correspondió también al programa, concretamente 7,537.000 espectadores -41,7 % de cuota de pantalla- veían a las 23.47 horas La Voz Kids.

Dedicada "a la memoria de Iralia", el presentador indicó: "Sabemos que la participación de Iraila en La Voz Kids la hizo muy feliz y que fue en nuestro programa donde cumplió uno de sus sueños".

En la última entrega de "las batallas", reunió a 15 niños para designar a 9 finalistas. Ahí concluyó su andadura Iraila, que consiguió ganar la primera prueba en el programa, grabado íntegramente en julio pasado, y finalmente acabó su participación en los llamados "asaltos".

En los inicios del programa había explicado que en el día de su 11 cumpleaños recibió "el mejor regalo" de su vida, porque le comunicaron que estaba admitida en el programa. Además, en ese programa también quedó eliminada la única gallega que se mantenía clasificada, Sofía Gaona, procedente de Vigo. El otro concursante gallego, Martín Rodríguez, había quedado descartado ya en las batallas.