Cerca de 48.000 mujeres podrían estar siendo víctimas de explotación sexual en España, según datos facilitados por Médicos del Mundo Galicia extraídos del informe "Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual" de Naciones Unidas. Visibilizar esta lacra, concienciar a la sociedad de la necesidad de implicarse para erradicarla y reivindicar una ley integral de protección de los derechos de las víctimas son los objetivos de la II Jornada sobre a Trata "Implicarte es avanzar" que organiza la Rede Galega contra a Trata y que reunirá en Vigo a abogados, fiscales, miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado y voluntarios que trabajan en programas de atención a mujeres que ejercen la prostitución.

Ramón Esteso, responsable de la Unidad de Inclusión Social de Médicos del Mundo y uno de los ponentes, asegura que es necesario que la sociedad deje de creer que quienes ejercen la prostitución lo hacen por gusto y advierte de que la mayoría de estas mujeres son traídas con engaños a España, donde después son obligadas a prostituirse para poder pagar la deuda contraída con el tratante.

Deudas millonarias

"Estamos hablando de deudas de hasta 50.000 euros, imposibles de saldar porque además les cobran por todo: el alojamiento, la comida... Además, viven aterrorizadas porque son maltratadas y violadas, y porque temen por sus familias, que se han quedado en el país de origen", comenta Esteso, que añade que dar un número de víctimas de trata es muy difícil porque ni siquiera las propias mujeres son conscientes de ello. "Los tratantes las convencen de que están así porque quieren", añade. En Galicia, la mayoría de estas mujeres proceden de Brasil, Nigeria y Rumanía, según el miembro de esta ONG, que en Vigo lleva desde 1993 desarrollando su programa de atención sanitaria a prostitutas. "Muchas ya nos conocen y esto nos facilita el acercamiento a otras que llevan menos tiempo, pero tienen miedo porque viven realmente aterradas", insiste. El objetivo de este programa no es que abandonen la prostitución, sino ofrecerles asistencia médica y que conozcan los recursos que tienen a su alcance, tanto si continúan ejerciéndola como si son víctimas de trata y quieren denunciarlo.

Esteso reconoce que en España se ha avanzado mucho en la lucha contra la trata, aunque critica que aún se persigue más el delito de transgresión de fronteras que la vulneración de derechos humanos que supone la explotación sexual.

Para combatirla, apuesta por programas dirigidos a las propias mujeres y campañas que reduzcan la demanda. "Hay que dar a conocer la prostitución, que es una vulneración de los derechos humanos y una forma de esclavitud, y sensibilizar a los potenciales clientes para así reducir la demanda y que los tratantes no la vean como un negocio", sostiene.

En las jornadas de hoy, que se celebrarán en la sala de conferencias del Centro Cultural de la Fundación Novacaixagalicia, participarán, entre otros ponentes, Susana García Baquero, fiscal jefe de Vigo; Roberto Rodríguez Méndez, inspector jefe del grupo UCRIF de la Policía Nacional de Vigo; José Ferreiro, sargento primero de la Guardia Civil y jefe del equipo de delitos contra las personas de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Ourense, además de la escritora e investigadora Beatriz Gimeno, y la directora de cine Isabel de Ocampo, que presentará el visionado de "Evelyn", que aborda esta lacra. La jornada contará además con la presencia del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; Susana López Abella, secretaria xeral de Igualdade, y la concejala de Vigo Isaura Abelairas.