Los niños y los perros suelen ser grandes amigos. Pero los pequeños no pueden evitar tirarles de la cola, meterles un dedo en el ojo o insistir en que compartan con ellos una fruta. Y los perros, como animales que son, pueden reaccionar de una manera no esperada. Un grupo de profesionales gallegos ha desarrollado el programa CanCiencia en el que explican a los niños y sus padres, a través de un cuento, las normas de interacción con los canes y la forma de actuar en casos de peligro. Este curso comienzan a desarrollar el programa piloto en centros educativos de Galicia.

Los perros pueden ser los mejores amigos de los niños y sus más fieles compañeros de juegos pero, en ocasiones, también pueden convertirse en su peor pesadilla. Enseñar a los niños y a sus padres a interactuar con los canes para conseguir una excelente relación y prevenir los posibles ataques el objetivo de un programa pionero en España que han desarrollado un equipo de profesionales gallegos que pondrán en marcha este curso en distintos centros educativos de la Comunidad.

El psicólogo Roberto Estévez, la veterinaria Beatriz Fernández y la profesora Elena Álvarez-Testa son los creadores de este proyecto, al que han bautizado como "CanCiencia" y que está dirigido a niños de 3 a 7 años.

Aunque en otros países estos programas de prevención son ya clásicos, este es el primero de estas características en España, a pesar de que "las agresiones caninas a niños son un problema relativamente frecuente y más de la mitad de los niños tienen contacto directo con los canes", apunta el psicólogo ourensano Roberto Estévez.

La idea surgió de su propia experiencia cuando su perra Gordi se abalanzó repentinamente sobre su hijo pequeño, Nicolás. El niño –que no sufrió ningún daño– y la perra, son precisamente los protagonistas del cuento ilustrado "Nicolás y su Hada Canina", a través del cual el programa transmite los modos de actuar a los pequeños.

Según algunos estudios se estima que entre el 20-45% de los niños menores de 15 años refieren haber sido mordidos durante su infancia y se calcula que alrededor de un 1% de las atenciones a servicios de urgencias en menores de 12 años se deben a mordeduras de perros. "Sin embargo, las estadísticas muestran menos casos de los reales, ya que se tienden a ocultar para no perjudicar a los vecinos o familiares cuando son los dueños de los perros", apunta el psicólogo.

"Las leyes contra las razas peligrosas no sirven de nada; lo importante es enseñar a los niños y a sus padres a interactuar correctamente con los animales y a que tomen conciencia de que se trata de seres vivos y no de juguetes", advierten los autores.

Este trabajo de prevención comenzará a desarrollarse en un programa piloto próximamente en el Colexio Rural Agrupado A Lagoa de Salvaterra. Posteriormente lo desarrollarán en todos los colegios, asociaciones u otras instituciones que lo soliciten, de Galicia y de toda España. "El programa piloto es parte de nuestra investigación y nos permitirá comprobar la eficacia del programa y hacer los necesarios ajustes", añaden.

CanCiencia se basa en un cuento infantil ilustrado con el que los niños aprenden a interactuar correctamente con los perros y a actuar en situaciones de peligro e incluye una serie de actividades de carácter lúdico para afianzar los conocimientos transmitidos. También consta de un libro de orientaciones teóricas y metodológicas para que progenitores y profesorado tengan las herramientas necesarias para trabajar el programa. Éste se completa con un libro didáctico para padres con ilustraciones y fotografías para interpretar el lenguaje canino, una presentación en CD para autoevaluación de los aprendizajes adquiridos, un DVD-vídeo infantil sobre el cuento, un póster sobre actitudes hacia los perros y un cuestionario tipo Likert de evaluación y satisfacción del programa. "No podemos olvidar que, en ocasiones, el problema puede ser del perro y con el test evaluamos el posible peligro que pueda surgir", apuntan.

Un maestro es el encargado de leer el cuento a los alumnos y posteriormente el veterinario y el psicólogo del equipo abren un debate informativo sobre el programa de prevención en el que intervienen los padres. También participa en el proyecto un perro adiestrado para este fin con su guía, que aportará los datos para el cuestionario sobre la interacción del niño con el anima

El programa cuenta con el apoyo de diversos profesionales de prestigio entre los que destaca el Director del Center for the Interaction of Animals and Society de la Universidad de Pensilvania, además de pediatras y otros docentes.