Galicia quedará hoy bajo una zona de bajas presiones, con aire frío en las capas altas de la atmósfera, lo que hará que los cielos se presenten a intervalos nubosos en general, con chubascos que caerán durante la madrugada y primeras horas de la mañana de modo débil y disperso. La predicción es de cielo nuboso o muy nuboso con chubascos que irán de débiles a moderados y ocasionalmente, acompañados de tormenta. Serán más frecuentes e intensos en el interior donde existe posibilidad de que de forma aislada puedan tener carácter fuerte. Las temperaturas máximas irán en moderado descenso, localmente notable en algunos puntos y mínimas sin cambios o en ligero descenso. Según la información de MeteoGalicia, que depende de la Consellería de Medio Ambiente, los vientos soplarán flojos, tendiendo a componente Oeste, con ráfagas moderadas en las zonas de tormenta. Por su parte, las temperaturas experimentarán un descenso, entre moderado y notable en el caso de las máximas. Así, Ourense alcanzará la máxima, con 30 grados, mientras que las demás oscilarán entre los 29 y 20 grados. Por su parte, el valor mínimo se registrará en Lalín con 13 grados, y el resto se moverán entre los 15 y 19 grados.

Por su parte, el jefe de predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Angel Alcázar, ha explicado que se espera una "línea de inestabilidad", una situación meteorológica que no llegaría a constituirse como un frente pero si traerá a la Península nubosidad baja, con posibilidad de precipitaciones. "Según va pasando el frente, que llegará mañana a Levante, bajarán las temperaturas". De hecho, ha subrayado que la bajada generalizada de los termómetros comenzará entre hoy y mañana en prácticamente toda la Península. Concretamente, este descenso será más acusado en Galicia y el noroeste de Castilla y León, donde los termómetros podrían descender en torno a cinco grados, aunque un poco menos en el resto.