El complejo dunar de Corrubedo y Lagoas de Carregal e Vixán, en Ribeira (A Coruña), es la "mejor y más extensa representación" de Parque Natural de Europa, según los especialistas, pues alberga una gran variedad de tipos de hábitat en buen estado de conservación en un espacio relativamente reducido.

El sistema dunar, en cosntante estado de evolución, cuenta con la denominación de Parque Natural desde 1992, debido a sus características paisajísticas y biológicas especiales que lo hacen poseer este rango superior de protección.

El conjunto geológico del Parque Natural, uno de los ecosistemas con mayor riqueza de Galicia, se formó hace 15.000 años y en la actualidad es uno de los ecosistemas europeos con mayor riqueza de flora y fauna. En él destaca, no sólo la vegetación de las playas y los sistemas dunares, sino también las 200 especies de plantas fanerógamas –algunas incluidas en los catálogos de plantas endémicas, raras o amenazadas–, la vegetación de las marismas y las junqueras salobres y halófilas.

Asimismo, sus características biológicas las convierten en la principal área de cría de un gran número de especies de invertebrados y peces que habitan en la costa circundante, entre las que destacan algunas especies de insectos amenazadas, como el odonato.