Inmenso éxito comercial y turístico, aunque no financiero, la primera Disneylandia europea, que atrae cada año tantos visitantes como el Museo del Louvre y la torre Eiffel juntos, ultima los detalles para celebrar un cumpleaños que se prolongará todo el 2007.

Después de la fecha inaugural, este sábado, el aniversario tendrá al menos otros dos puntos álgidos, en junio y enero próximos, con la inauguración de tres nuevas atracciones en el Parque Walt Disney Studios, relacionadas con recientes éxitos de Disney/Pixar como "Buscando a Nemo" y "Cars".

Entre tanto, Disneyland París quiere soplar sus quince velas de "magia" con "la mayor fiesta de su historia", en lo que algunos medios franceses, como L´Express, califican de "fuga hacia delante", dada la deuda de 2.000 millones de euros que arrastra.

Astronómica pero también muy relativa suma, pues equivale a los beneficios que procura a la casa madre Disney un simple DVD de éxito, según un banquero igualmente citado por el semanario.

En cuanto a la fiesta, destinada a atraer más público todavía y a recibirle con más atracciones, diversiones y servicios, abrirá el nuevo período Disney en el este parisiense.

El extenso programa de celebraciones incluye el estreno de "nuevas y excitantes atracciones", destacaron los promotores, y una nueva decoración especial del castillo de la Bella Durmiente, que en su día necesitó ya cuarenta capas de pintura hasta alcanzar el rosa deseado.

Se trata de convertir "el año 2007 en un acontecimiento único", incluida una nueva y espectacular cabalgata con docenas de personajes y carrozas: el Desfile Érase un Sueño de Disney.

Con ella, Mickey y sus amigos desfilarán cada tarde envueltos en un mundo de "de color y fantasía" que representará los momentos más mágicos de los clásicos Disney, explicaron los promotores.

En su mayor parte, las carrozas contarán dos historias diferentes, una en su parte delantera y otra en la trasera, para que los visitantes "puedan duplicar su experiencia y ver sus sueños hechos realidad".

La carroza de "Alicia en el País de las Maravillas" y "Pinocho", "representación de la alegría y la diversión", son dos ejemplos de esta nueva estrategia, según el vicepresidente de espectáculos del parque, François Leroux.

Otra "gran novedad" será la inclusión en la cabalgata de fragancias que envolverán el ambiente y marcarán cada uno de sus temas.

Disneyland París es un gigantesco conjunto destinado al entretenimiento y la diversión que incluye diez hoteles, siete de ellos temáticos, dos centros de convenciones, un sinfín de tiendas, restaurantes y cantinas y un campo de golf de primera clase.