En asociación con la Embajada de España en Londres, la exposición de Salamanca y Sanjuán "Two Spanish Artists" estará hasta el próximo 14 de abril en la céntrica galería de la capital británica, en lo que significa la primera salida fuera de España de la "pareja artística", como se definieron ellos mismo en declaraciones a Efe.

Formados en la academia de arte del pintor chileno Guillermo Muñoz Vera, que ha generado un movimiento de realismo contemporáneo conocido en el extranjero y en España como La Escuela de Chinchón, Salamanca y Sanjuán se mostraron "emocionados" con exponer en Londres su pintura, que parte de la fotografía digital como boceto.

"La primera parte del proceso creativo de las obras es el "photoshop", con el que componemos la imagen que nos interesa. En vez de hacer de una realidad un boceto, partimos de la fotografía misma", comentó Almudena Salamanca, nacida en 1955 en Madrid.

Con una obra que combina bodegones, flores, paisajes y temas venecianos, la artista destacó que los óleos están "expresamente pensados" para esta exposición y esta galería, "con diversidad de temáticas para tantear al público inglés".

Se trata de una pintura que se inspira en "la factura del color de Velázquez y el color de Rembrandt", con cuadros que pretenden "aportar algo de belleza, en un mercado del arte mediatizado por los intereses políticos y económicos", según explicó, por su parte, Ricardo Sanjuán, sacerdote desde 1988.

Sanjuán insistió en que "dedicarse a la pintura realista no significa volver al siglo XIX, sino partir de la estética y los movimientos del siglo XX para volver a un arte figurativo valorativo".

"Por más que queramos, Picasso está en nuestro inconsciente", subrayó el artista, que se dedicó a pintar en los espacios que la vida sacerdotal le dejaba libres y se plantea como reto "realizar una pintura religiosa que, en el siglo XXI, consiga transmitir los valores del cristianismo".

En un objetivo en el que, como buena pareja artística, Salamanca le apoya y le "aporta una critica constructiva desde dentro", Sanjuán denuncia la crisis que hoy padece el arte religioso, a pesar de que la temática de sus obras se extiende desde los bodegones y retratos hasta los paisajes urbanos.

Con una técnica que combina la informática, la fotografía y el color con una rigurosa disciplina y una fuerte fijación por las formas, la obra de Salamanca y Sanjuán se exhibirá de nuevo en 2009 en una galería española aún por confirmar, con nuevos temas inspirados en la joya desde el punto de vista de la mujer