El "Estudio sobre la gestión de residuos urbanos y la limpieza de calles", realizado en 59 ciudades españolas, asegura que las poblaciones con mayor puntuación en materia de limpieza son Oviedo, Pamplona, Getxo y Bilbao, mientras que Guadalajara, Teruel, Alicante, Sevilla, Badajoz, Jaén y Toledo están a la cola.

En cuanto a los puntos limpios, espacios para depositar residuos grandes o peligrosos, un tercio de la población no conoce su existencia y el 24 por ciento no los ha usado nunca.

El 82 por ciento de los ayuntamientos no recoge de forma separada la materia orgánica del resto de los residuos, y la mitad de la población considera "deficiente" la limpieza de las zonas de contenedores.

El estudio establece que esos son los asuntos pendientes de los ayuntamientos en materia de residuos y aconseja dar "prioridad" a un sistema de recogida separada que permita el tratamiento de materia orgánica y su transformación en biogas.

La organización asegura que la recogida selectiva de basuras se ha implantado en toda España, y a este respecto el 38 por ciento de los ciudadanos están satisfechos con la frecuencia, mientras que el 40 por ciento se muestra indiferente.

El 27 por ciento de los ayuntamientos tiene sistemas de recogida selectiva a domicilio, sin embargo los contenedores de papel y vidrio están en todas las poblaciones estudiadas, al igual que los contenedores amarillos destinados al reciclaje de envases -que faltan en Ceuta y Teruel-.

El estudio también explica que el 78 por ciento de los ciudadanos considera que sería más eficaz desarrollar campañas de concienciación que el aumento de los medios materiales destinados a la limpieza.

Según la OCU, cada español gasta 1,5 kilos de basura al día, pero la implantación del modelo de recogida selectiva ha permitido que el 26 por ciento de los ciudadanos se declaren satisfechos o muy satisfechos por la gestión de los residuos por parte de la Administración local, un 6 por ciento más que en el año 2000.

El estudio de la OCU se realizó en 2006 mediante encuestas a 6.171 socios de 59 ciudades españolas y mediante cuestionarios sobre sistemas y medios utilizados en la gestión y limpieza de residuos realizados a 45 de los ayuntamientos de estas poblaciones -los catorce restantes no quisieron contestar-.