A juicio de esta entidad, no se debería permitir la emisión de un programa que incita a los ciudadanos a intervenirse para conseguir la felicidad, cuando lo correcta emisión debería ser si la finalidad fuese informativa, real y sin vanagloriar la cirugía estética cuando la mayoría de las personas no conocen los riesgos de este tipo de intervenciones, según un comunicado remitido a OTR/Press.

La audiencia ha acompañado al ´reality´ de cirugía presentado por Teresa Viejo en su primera emisión.