Tapiwa Chininga, de 23 años, que realizaba sus prácticas en la agencia oficial "New Ziana", se dirigió a la comisaría del barrio de Kuwadzana días después de la represión policial que se registró en la capital el pasado 11 de marzo contra militantes y dirigentes de la oposición.

El joven reportero, según informa "The Standard", se interesó en por qué la policía había cambiado su política y ahora peleaba en las calles con los activistas y quiso saber por qué los agentes no lamentaban la muerte de uno de los opositores.

La Fiscalía consideró "abusivos e insultantes" los comentarios del periodista, que fue arrestado el sábado de la semana pasada acusado de violar un capítulo de la ley criminal que castiga las ofensas mencionadas.

Chininga, agrega el diario, quedó en libertad provisional el pasado lunes después de abonar una fianza equivalente a 50 dólares, y queda pendiente del proceso levantado contra él.