Calvo presentó un informe sobre las obras de ampliación iniciadas a principios de 2002 por Rafael Moneo, que dotan al Prado de unas instalaciones "a la altura" de los museos más importantes de Europa, señaló el Gobierno.

Las instalaciones, que incluyen el claustro de la iglesia de Los Jerónimos de Madrid, añaden 22.513 metros cuadrados de edificación, y ponen "al día" al Prado "en relación con otras instituciones del mismo contenido".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que las obras de ampliación permitirán una mejora en el control de los fondos del Museo y de su almacenamiento, así como de la dotación de normas de seguridad y de la utilización de nuevas tecnologías".