Su filme "El laberinto del fauno" se llevó la codiciada estatuilla como Mejor película y como Mejor director.

Además en Mejores efectos especiales, Mejor maquillaje, Mejor vestuario, Mejor diseño de arte (Eugenio Caballero, quien también se llevó el Oscar), Mejor música compuesta, Mejor fotografía y Mejor actriz (Maribel Verdú).

El documental "En el hoyo", del mexicano Juan Carlos Rulfo, se llevó los premios al Mejor largometraje documental, Mejor sonido y Mejor edición.

El premio Mejor ópera prima correspondió a "El violín" de Francisco Vargas, quien también se llevó los Arieles por Mejor guión original y Mejor coactuación masculina.

El Ariel para Mejor actor se le entregó al mexicano Damián Alcázar por su participación en la película "Crónicas", coproducción de México y Ecuador y dirigida por el ecuatoriano Sebastián Cordero.

En esta ocasión, el premio como Mejor actriz fue compartido entre la española Maribel Verdú por "El laberinto del fauno" y la mexicana Elizabeth Cervantes por "Más que a nada en el mundo".

El Ariel para el Mejor largometraje de animación fue "Una película de huevos" de los mexicanos Rodolfo y Gabriel Riva Palacio.

La Mejor coactuación femenina fue para la veterana actriz mexicana Isela Vega por "Fuera del cielo" del mexicano Javier Patrón Fox.

El Ariel para la Mejor película iberoamericana recayó en "La vida secreta de las palabras" de la española Isabel Coixet.

El premio al Mejor cortometraje de animación fue para "Berlitad" del mexicano Pablo Ángeles Zuman.

Mejor cortometraje documental fue ganado por "Ser isla" de Eun-Hee Ihm.

En Mejor cortometraje de ficción ganó "Dime lo que sientes" de Iria Gómez.

En la ceremonia se otorgaron dos Arieles de oro, uno para el fotógrafo de cine mexicano Rosalío Solano y el otro para el actor Ignacio López Tarzo.

El cineasta mexicano Felipe Cazals recibió la medalla "Salvador Toscano" al mérito cinematográfico.