En una entrevista que publica hoy el diario La Tribune de Genève, Bernheim lamenta haber llegado al extremo de demandar a la sudafricana, ganadora de un Oscar a la mejor actriz en 2004 por su papel en "Monster".

La firma suiza interpuso a principios de febrero una demanda ante los tribunales de Nueva York contra la actriz y también modelo publicitaria sudafricana por exhibir en público joyas y relojes de marcas de la competencia tras haber firmado un contrato de exclusividad con Raymond Weil.

"Siempre intentamos arreglar los problemas de una manera amistosa, pero en este caso no vimos voluntad alguna de llegar a un acuerdo por su parte", explica Bernheim.

"La demanda sigue su curso. Ya no depende de nosotros. Pero, por lo que sé, se podrá resolver rápidamente", concluye.

En mayo de 2005, Theron firmó un contrato con Raymond Weil según el cual la actriz debía llevar siempre los relojes de la marca en los actos públicos, pero en numerosas galas y acontecimientos sociales se ha dejado ver con relojes y joyas de la competencia.

Tras esa operación de mercadotecnia, orientada a dar a conocer la colección Shine, Bernheim señaló que, por ahora, "la firma no recurrirá más a celebridades para promocionar sus productos".