"Es la historia de un sacrificio", dijo a los periodistas el realizador catalán Cesc Gay, autor del largometraje, que compitió con otras quince películas en el festival que se clausuró anoche en Mar del Plata.

Rodada en Cataluña, "Ficció" (Ficción) es una historia del amor que no llega a empezar entre un director de cine que sufre una crisis creativa y una pianista.

El actor catalán Eduard Fernández, quien ya había trabajado con Cesc Gay en el film "En la ciudad", interpreta a un cineasta que decide alejarse unos días de su familia y visitar a un amigo en su casa en la montaña con el fin de encontrar la inspiración necesaria para escribir un guión.

En ese paraje idílico conoce a Mónica (la actriz catalana Montse Germán), quien también tiene pareja. Ambos se enamoran irremediablemente, aunque deciden no hacer prosperar la relación.

El film, como dijo a EFE el director catalán, trata también sobre las crisis a las que llegan ciertos hombres que alcanzan los cuarenta años, cuando les asalta una repentina "amargura" e "ira" que a veces vuelcan en su esposa y familia.

"Ficció" también fue premiado como mejor largometraje de la competencia oficial por la Asociación Católica Mundial para la Comunicación.

También otras competidoras en el festival, como la argentina "La peli" y la coreana "Woman on the beach" (Mujer en la playa) destacan la importancia de las relaciones amorosas en la vida de hombres y mujeres para superar los momentos de soledad y angustia.

Precisamente en estas dos películas los protagonistas también son cineastas que sufren una crisis creativa, y que en medio de ese estado de confusión se topan con el amor.

En tanto, el film argentino "M", ganador del "Premio Ernesto Che Guevara" de la competencia latinoamericana, trata sobre la herida abierta que todavía hoy genera en la sociedad argentina el caso de los desaparecidos en la última dictadura militar (1976-1983).

El cineasta argentino Nicolás Prividera cuenta en este documental el caso de su madre, Marta Sierra, desaparecida en 1976.

Este secuestro es investigado en una causa penal en la que Prividera denunció a Jorge Zorreguieta, padre de la princesa de Holanda, Máxima Zorreguieta, al considerar que aquel podía tener alguna responsabilidad como subsecretario de Agricultura del gobierno militar.

Marta Sierra desapareció cuando trabajaba en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que dependía de la secretaría de Agricultura argentina.

La repercusión pública que tomó el caso en 2004 y 2005 -que también se cuenta en el documental- hizo que Prividera sintiera la necesidad de ahondar en la investigación, que incluyó un recorrido por organismos oficiales y no oficiales.

En su búsqueda, el joven argentino se topó con silencios, complicidades y dificultades para cerrar una historia que se parece a la de miles de argentinos.

Las desapariciones que causaron las dictaduras sudamericanas han surgido en varios trabajos presentados en el festival.

Es el caso del film "Reinalda del Carmen, mi mamá y yo", de la periodista chilena Lorena Giachino, que indaga sobre el secuestro de la comunista Reinalda del Carmen en la dictadura de Augusto Pinochet, y el cortometraje "Treinta años".

Este último trabajo, del también chileno Nicolás Lasnibat, quien recibió el Premio Especial de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación, aborda los sinsabores de un exiliado que regresa a Chile para reencontrarse con su pasado.

La vigésima segunda edición del certamen que comenzó el 8 de marzo pasado en Mar del Plata, ciudad situada a orillas de Atlántico, incluyó unos 350 títulos representativos, entre otros, del cine experimental, de terror, denuncia y animación.

El festival no contó con estrellas internacionales como en otros años. Sí tuvo especial relevancia la visita del veterano director Mario Monicelli, símbolo del neorrealismo y la comedia italiana.

El realizador recibió un premio honorífico, lo mismo que la prolífica productora argentina Lita Stantic y el músico argentino Gustavo Santaolalla, ganador de dos Oscar por las bandas sonoras de los filmes "Brokeback Mountain" y "Babel".

Por otro lado, en la clausura recibieron sendos premios honoríficos el actor y cantante argentino Gogó Andreu y la multipremiada actriz argentina Norma Aleandro.

El certamen hizo un homenaje a Aardman Animation, el estudio de animación independiente británico más importante del mundo que produjo los éxitos "Pollitos en fuga" y "Lo que el agua se llevó".

También incluyó recitales de tango y un concierto del músico argentino Luis Bacalov, ganador del Oscar en 1996 por la banda musical del film italiano "Il postino" (El cartero).