Si usted es de los que sale a fumar un cigarrillo en su trabajo, sepa que le cuesta a su empresa, cada año, unos 800 euros. Lo dice un estudio realizado por la consultora Inology, que calcula que cada fumador sale a la calle una media de 2,87 veces al día y tarda en acabar un cigarrillo 8,8 minutos. Esto supone perder hasta el 5,3% de la jornada laboral y miradas asesinas por parte de los no que no fuman. Los fumadores se defienden diciendo que más tiempo pierden otros en la máquina del café o en Internet.

Desde que entró en vigor la normativa que prohibe fumar en recintos cerrados, hace ya más de un año, es habitual ver a los empleados a las puertas de su trabajo, haga frío o calor, pitillo en ristre. Salir a echar un cigarrito se ha convertido en algo habitual que tiene un coste para las empresas. Un estudio cifra este importe en unos 800 euros al año por cada trabajador lo que supondría en Galicia un gasto de unos 234 millones de euros anuales.

Calcular cuánto supone para cada empresa tener un empleado fumador no es una tarea sencilla. La consultora Inology, especializada en soluciones para empresas, ha realizado un informe en el que estima que cada trabajador dedica a fumar una media de 25 minutos al día.

Esta cifra se calcula teniendo en cuenta que cada empleado sale a la calle una media de 2,87 veces y que, en cada pitillo, invierte una media de 8,8 minutos. De esta forma, se deduce que cada fumador -el informe tiene en cuenta que el 25% de la plantilla es fumadora- pierde hasta el 5,3% de su jornada laboral, lo que significa que cuesta a su empresa unos 800 euros cada año.

Si se trasladan estos datos a las cuatro provincias gallegas, A Coruña sería la peor parada, puesto que el coste laboral de los fumadores sería de unos 98 millones de euros anuales. En segundo lugar figuraría Pontevedra, con 82,1 millones, mientras que Lugo y Ourense se situarían a mucha distancia, con 28,1 y 25,7 millones de euros, respectivamente.

Sin embargo, el importe que calcula Inology de 800 euros anuales es uno de los más bajos que se pueden obtener.

Con las cifras del Instituto Nacional de Estadística, la hora de trabajo se paga a 16,52 euros, de forma que esos 25 minutos que invierte el trabajador en fumar suponen un gasto diario de 6,8 euros. Si el calendario laboral es de 240 días al año, el coste anual podría llegar a alcanzar el doble de lo que calcula el informe, unos 1.600 euros.