Los ministros de Medioambiente del G8 y de los cinco países emergentes -Brasil, México, China, India y Sudáfrica- quieren darle a la discusión sobre la biodiversidad el mismo relieve que tiene ya el debate sobre el cambio climático.

Para ello, los ministros, renidos en la ciudad alemana de Potsdam, aprobaron ayer una iniciativa sobre la biodiversidad destinada, según el anfitrión alemán Sigmar Gabriel, a sacar el debate de los círculos de expertos y llevarlo a la opinión pública y a las negociaciones entre jefes de gobierno.

Un aspecto clave de la iniciativa es encargar un estudio sobre las consecuencias económicas de la destrucción de la biodiversidad, similar al célebre "Informe Stern" sobre el cambio climático."Diariamente desaparecen 150 especies", advirtió Sigmar Gabriel.