Los ciudadanos gallegos son los terceros del Estado que menos leen, empatados con los de Castilla-León, con un 53% porcentaje inferior a la media nacional, aunque menos leen aún asturianos, andaluces y castellano-manchegos, con un 52%, y los extremeños, con apenas un 50%, según datos del barómetro de hábitos de lectura y compra de libros de 2006 realizado por Precisa Research para la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

Aún así, el informe denota un aumento en el hábito lector de los gallegos, que en el barómetro realizado en 2005 eran, junto a los extremeños, los españoles que menos leían, con un 49% de población lectora.

Por el contrario, Madrid encabeza por tercer año consecutivo el índice de lectura por comunidades autónomas y se consolida como la primera región de España en hábitos lectores. El 63 por ciento de su población mayor de catorce años se considera lectora de libros, según los datos del barómetro. Otras ochos comunidades -Aragón, La Rioja, Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, Canarias, Baleares y Cantabria- superan el porcentaje medio de lectores en España, que se situó en el 56 por ciento de la población en 2006, según el mismo informe y que en términos de población supone 21,1 millones de personas. Madrid, otras ochos comunidades -Aragón, La Rioja, Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, Canarias, Baleares y Cantabria- superan el porcentaje medio de lectores en España, que se situó en el 56 por ciento de la población en 2006, según el mismo informe.