España es el país de la Unión Europea donde con más frecuencia se abusa del alcohol, ya que el 28% de las personas que beben confiesan tomar más de 5 copas seguidas varias veces por semana. En segunda posición se encuentra Austria (24%), mientras que en Irlanda el 37% de la población que consume bebidas alcohólicas abusa de ellas una vez por semana, según los datos de un Eurobarómetro hecho público por la Comisión Europea.

En contraste, sólo el 1% de los suecos admite beber más de 5 copas seguidas varias veces por semana, un porcentaje igualmente bajo en Letonia (2%) o Estonia, Lituania, Malta y Polonia (4%), frente a la media comunitaria que se sitúa en el 13%.

En el conjunto de la UE, los hombres abusan del alcohol mucho más a menudo que las mujeres, ya que el 41% de las mujeres aseguran no haber tomado nunca más de cinco copas seguidas, mientras que sólo el 22% de los hombres dicen lo mismo.

Los mayores de 55 años (16%), los jubilados (15%) y las personas con un nivel de estudios más bajo (18%) son las franjas de población que con más frecuencia beben más de cinco copas seguidas varias veces por semana, mientras que los jóvenes son los grupos que más abusan del alcohol una vez al mes o una vez a la semana.

Desde 2003, cuando se realizó el último Eurobarómetro sobre el alcohol, el consumo se ha incrementado seis puntos de media en los antiguos 15 Estados miembros. Por países, el mayor aumento se registró en Austria (13 puntos), seguido de España, Alemania, y Países Bajos (11) y Bélgica e Irlanda (10).

De acuerdo con los datos de la Comisión, el abuso del alcohol provoca 195.000 muertos al año en la UE y es el responsable de una de cada cuatro muertes entre los jóvenes entre 15 y 29 años.

Pese a la realidad española, el 84% de sus ciudadanos apoya que se incluyan en las etiquetas de las bebidas alcohólicas advertencias sobre los riesgos para embarazadas y conductores, una iniciativa que están poniendo en marcha Francia o Finlandia, y que la ministra de Sanidad, Elena Salgado, cree "buena idea".