El canal www.theresabernabe.tv está dirigido a multimillonarios y lleva el nombre de su creadora, una especialista en el mundo inmobiliario afincada en Puerto Banús (Marbella) con más de 3.000 propiedades de lujo a la venta, a las que ahora suma la comercialización de este sumergible, cuya capacidad de inmersión continua alcanza las 460 horas.

Bernabé explicó a Efe que el denominado "Phoenix 1.000" se construye por encargo, tiene unas dimensiones de 65 metros de largo y ocho de ancho y puede alcanzar velocidades de hasta 18 nudos a pesar de sus 1.500 toneladas de peso.

Dispone de una cámara acrílica climatizada fabricada con los mismos materiales que las naves espaciales de la NASA, por lo que ofrece la necesaria seguridad a los pasajeros para descender hasta a 610 metros por debajo del nivel de mar.

El puente de mando del "Phoenix" cuenta con pantallas táctiles y una avanzada tecnología que permite también atracar el sumergible a través del control remoto desde el exterior.

Debajo del puente de mando se encuentra el salón principal, al cual se puede acceder por escalera o ascensor, donde existe un bar y en el que se puede instalar un garaje para introducir un coche o un mini submarino.

En dicha planta están situados seis camarotes, cada uno de ellos decorado con un estilo distinto, que cuentan con aseos y ventanas en forma de lente para poder contemplar el fondo marino.

En el piso inferior se encuentra el comedor, una sala de cine privada, cuatro lujosas suites -todas con su propio baño completo- y una cocina equipada con neveras americanas, fogones a gas e, incluso, un climatizador de vinos.

El enclave "más impresionante" de observación del fondo acuático está situado en esta misma planta y se corresponde con una explanada submarina en forma de bola de cristal ubicada en el punto más adelantado de la embarcación.

"Es como volar por el fondo del mar", asegura uno de los propietarios del vehículo, que compara la experiencia con la descrita por Julio Verne en su obra "20.000 leguas de viaje submarino".

La empresa propietaria del "Phoenix 1.000" ofrece además cuatro modelos inferiores -bautizados con los nombres de "Discovey", "Seattle", "Marlin" y "Nomad"-, con capacidad para transportar entre cuatro y ocho pasajeros.

Estos submarinos privados permiten una mayor facilidad de maniobra y cuentan con un diseño hidrodinámico que permite sumergirse a velocidades superiores a los seis nudos.

Según Theresa Bernabé, la empresa creadora de los vehículos proyecta además la inauguración en 2010 del primer hotel sumergible, que será construido en un atolón de las islas Fiji cuyo enclave aún no ha sido desvelado y al que podrá accederse por avión o barco.

Un ascensor de cristal sumergirá a los huéspedes a 12 metros de profundidad, donde encontrarán 24 suites de 51 metros cuadrados y apartamentos de lujo con más de 100 metros cuadrados.

El acceso a las habitaciones se llevará a cabo por control de voz o huellas dactilares y desde su interior podrá darse de comer a los peces a través de un dispositivo automático.

El canal www.theresabenabe.tv constituye la primera televisión por Internet en Europa y Asia y la única del mundo cuya programación está dirigida a multimillonarios, a quienes se informa de inmuebles de lujo en venta, el mundo del motor, la hostelería, el ocio, el deporte, la belleza o el arte.