30 de julio de 2006
30.07.2006
XV FERIA DEL LIBRO ANTIGUO Y DE OCASIÓN DE VIGO
 

Perlas impresas, en la Alameda

30.07.2006 | 02:00
Aspecto que ofrecía ayer la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Vigo. / fotos: SONIA DAPONTE

La bibliografía de autores y temática de Galicia tienen una amplia presencia en esta edición.

La XV Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Vigo echó ayer a andar. Libros, carteles publicitarios, postales, cómics... todo tipo de material impreso, antiguo y con valor histórico tiene cabida en los 13 puestos de libreros de distintas zonas de España que participan en esta cita literaria. "Es una de las ideas de la Federación de Libreiros de Galicia para dar salida a libros que están fuera de comercialización, reincorporar una amplia gama de productos y ofrecer al comprador gran cantidad de ejemplares de saldo y de ocasión", explica Antonio Fernández Maira, coordinador de ferias.
Los libreros estarán en la Alameda hasta el 13 de agosto con más de 75.000 volúmenes a la venta, con una amplia representación de autores gallegos. "La experiencia de las ferias es muy gratificante porque conoces gente distinta con la que puedes intercambiar opiniones", comenta Héctor Torres, librero valenciano que lleva 14 años en este sector.
Se pueden encontrar curiosidades como una guía italiana de 1552 con grabados; un atlas de cartografía editado en París en 1665, y una segunda edición del año 1678 del libro "El incunable", entre otras impresiones.
"Lo más exclusivo y lo más valioso es lo que a cada uno le guste. Yo colecciono los ejemplares más raros y difíciles de encontrar", apunta Antonio Pariente, de Rueda (Valladolid) que lleva 30 años en el mundo del libro. Por su parte, José Luis Mediapilla, librero de Vigo, comenta: "Se venden cosas convencionales, pero no exclusivas". Al hablar de su inclinación por esta actividad asegura que su profesión no tenía nada que ver con los libros. "El aburrimiento de las singladuras por el océano me llevaron a volcarme en la lectura y llevar media maleta llena de libros", añade.
En cuanto al perfil del comprador, éste es muy amplio, según Maira. "Están los `librófilos´, por lo general expertos y gente muy metida en este mundo que busca un libro determinado; el coleccionista, aficionado a todo tipo de materiales impresos; los `aventureros´, que es como llamamos a los compradores habituales que van en busca del tesoro, de algo que les sorprenda, y aquéllos que buscan libros económicos para el verano", define.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine