06 de septiembre de 2015
06.09.2015
40 Años

Espía como puedas

06.09.2015 | 03:24

Ahora que a Hollywood le ha dado por cachondearse del género de espías, el cine español no iba a quedarse atrás y propone gracias al inefable Anacleto una visión que, con un presupuesto muy inferior, contiene mejores ideas. Juntando los desastres del comic original con ingredientes más solemnes, mezclando el humor de grueso calibre con otro más sutil y afilado, y resolviendo las escenas de acción con ingenio para suplir la falta de pasta, Ruiz Caldera ofrece un dig no espectáculo que, lo primero y más importante, entretiene. A veces, con inteligencia. Otras, eligiendo vías demasiado facilonas que empañan el conjunto. Tiene el acierto de unir a un planchado Imanol Arias con las bufonadas de Quim Gutiérrez en una relación entre padre e hijo que engaña al principio porque sugiere una cierta complejidad argumental que no llega a cristalizar: la trama no da mucho de sí. Y comete un clamoroso fallo de casting con el malo de la historia. Los nostálgicos del tebeo echarán de menos más desmadre pero lo que hay vale la pena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine