22 de julio de 2015
22.07.2015

Dositeo Rodríguez de la Fundación Cela defiende su inocencia

El exconselleiro de la Xunta de Galicia y expatrono de la Fundación está imputado por presunta malversación

22.07.2015 | 12:27
Dositeo Rodríguez, a su salida de los juzgados // Oscar Corral

El exconselleiro de Fraga y miembro de Contas, Dositeo Rodríguez, ha llegado a los juzgados de Padrón para comparecer ante la jueza que investiga un caso de supuesta estafa, malversación de fondos y apropiación indebida en la Fundación Cela. El expatrono acude a declarar como imputado por malversación en relación con el despido del exgerente, Tomás Cavanna, sobre el que la jueza sospecha que ha sido "simulado".

Preguntado por si entregará a la jueza documentación que acreditaría su inocencia, como había avanzado cuando trascendió su imputación, respondió con un "sí, sí". Su abogado, Evaristo Nogueira, se remitió a después de la declaración ante la jueza para concretar algún extremo al respecto.

Previamente declaró su hija, Covadonga Rodríguez, que a la salida afirmó "todo bien, gracias" al respecto de cómo había transcurrido su declaración ante la jueza. En la causa, también está imputada por la misma circunstancia que su padre, en su condición de subdirectora de la fundación, y figura en el intercambio de correos electrónicos vinculados al cese de la relación laboral del que era director gerente de la fundación.

Este miércoles también está citado a declarar el secretario de la Fundación, José Luis Delso, después de que el martes lo hubiesen hecho Tomás Cavanna y la viuda del Nobel, Marina Castaño. Dositeo Rodríguez afirmó el pasado lunes que si la jueza mantenía su imputación en este caso presentaría su dimisión en el Consello de Contas, órgano fiscalizador donde, entre otras actuaciones, tiene que vigilar la situación de la fundación.

Comunicado enviado en junio

El que fue conselleiro de Presidencia con Fraga y candidato del PP a la Alcaldía de Santiago emitió un comunicado al conocerse su imputación, en junio de este año, en el que indicó que el cese de Cavanna "fue válidamente aprobado por el patronato de la fundación", con el "beneplácito" de la Xunta. Asimismo, dijo que se hizo "conforme al plan de viabilidad financiado con fondos públicos con cargo a la addenda del convenio entre la Xunta y la fundación, a través de las justificaciones establecidas en el propio documento.

A este respecto, el expatrono apuntó que en el año 2010 la fundación se encontraba en una situación "insostenible y con riesgo evidente de desaparición", por lo que se iniciaron negociaciones con la Xunta. El plan se articuló en enero con un horizonte 2009-2012 y suponía pasar de un presupuesto anual de en torno a los 550.000 euros en el año 2009 a 250.000 en 2012, "a través de la reducción drástica de personal" fundamentalmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook