06 de marzo de 2015
06.03.2015
Informe de la OCDE sobre educación y género

Las chicas repiten menos y rinden mejor en lectura pero sus notas bajan en matemáticas

El estudio constata un aumento en la brecha de género en el rendimiento escolar en España - Padres y docentes gallegos abogan por un modelo que incentive al individuo

06.03.2015 | 02:20

Las españolas de 15 años son mejores estudiantes y obtienen de media mejores resultados en comprensión lectora que los varones, que son mejores en matemáticas, según el estudio "El ABC de la desigualdad de género en educación" presentado ayer de forma simultánea en Berlín, Tokio, Washington, Londres, París y Madrid. La confianza en las propias aptitudes y la actitud hacia los estudios son factores determinantes de estas diferencias, según este documento realizado por la OCDE a partir de datos de PISA 2012 y otros estudios.

Entre otras conclusiones, el informe constata que esta brecha de género ha aumentado de 2003 a 2012 en matemáticas (a favor de los chicos) y en lectura (a favor de las chicas). En este sentido, las chicas obtuvieron una media de 505 puntos en lectura en PISA 2000 y de 502.5 en 2012, mientras que los varones bajaron de 481 a 474 puntos. En el caso de las matemáticas, los chicos se mantuvieron prácticamente estables entre PISA 2003 y en PISA 2012 (490 y 492 puntos, respectivamente) y sus compañeras pasaron de 481 a 476. En ambos casos, la puntuación está por debajo de las medias de la OCDE. Asimismo, los chicos son repetidores en mayor proporción (36,5% frente a 29,1% de los chicas), siempre por encima de las medias de la OCDE.

Asimismo, son más las chicas que leen por placer y entretenimiento que los chicos (70% frente al 50%) Por otra parte, los varones muestran más interés y están más seguros ante las matemáticas que las chicas, que muestran más ansiedad. Así, el 47% de ellas se ponen muy nerviosas al hacer los problemas, frente al 36% de varones.



Haz click para ampliar el gráfico

Además, las actitudes de los varones de esta edad hacia las tareas escolares es también más negativas. Así, es un 8% más frecuente que crean que la escuela es "una pérdida de tiempo" y dedican, de media, casi dos horas menos a la semana a realizar los deberes y tareas escolares. En cuanto al futuro, las alumnas tienen mejores expectativas sobre su futuro profesional.

El informe recomienda a los padres dar el mismo apoyo a sus hijos que a sus hijas en relación con su trabajo escolar o sus aspiraciones profesionales y a los profesores que eviten "el posible sesgo de género" al dar las notas a sus alumnos.

Para los profesionales gallegos en educación y para los padres, este informe advierte de que "algo falla" en el sistema educativo español, aunque hay discrepancias en cuanto a la brecha de género. Para Juan Manuel Suárez Sandomingo, presidente de la Asociación Profesional de Pedagogos de Galicia, no hay que incidir tanto en la brecha de género como en un sistema educativo demasiado centrado, dicen, en la memorización. "Hombres y mujeres nos gobernamos de forma diferente y esto es biología. Pero no se trata de que ser iguales, sino complementarios. La educación tiene que adaptarse al individuo y no este a la educación. Si a un alumno se le dan bien las matemáticas, ¿por qué se le tiene que machacar con el latín? y viceversa", argumenta. Suárez Sandomingo resta valor a los datos de este tipo de estudios, ya que en su opinión, las estadísticas no son fiables cuando analizan personas, aunque sí reconoce que el sistema educativo español necesita un cambio. "El problema es que es el mismo que hace cuarenta años. El profesor tiene que ser una persona de entrenamiento y no el que llega y suelta el rollo para que luego lo repita el alumno", expone.

Para Bertila Fernández, presidenta de la Federación Olívica de Ampas, el problema que subyace detrás de la brecha de género que dibuja el informe de la OCDE es que no se trabaja la coeducación. "No se motiva a los chicos en el sentido de que son iguales y tienen las mismas capacidades para estudiarlo que deseen. Hemos bajado la guardia en coeducación. Pero esto es un problema no solo de la escuela, también de los padres y de la sociedad", alega. En su opinión, los sucesivos cambios en el modelo educativo también explican que los estudiantes españoles estén por debajo de la media de la OCDE en las principales áreas de conocimiento. "El sistema actual no garantiza una educación integral de la persona ni forma a ciudadanos críticos", dice.

Julio Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE) Galicia, vaticina datos peores aún en futuros informes debido a los recortes. "Han desaparecido 5.000 profesores en todo el estado y esto se va a notar", asegura. Sin embargo, relativiza los datos referentes al fracaso escolar. "El boom urbanístico hizo que muchos chicos de 16 años dejasen de estudiar o no se esforzasen porque sabían que podían conseguir un trabajo muy bien pagado sin tener que estudiar", explica. En cuanto a la brecha de género, reconoce que las alumnas son más organizadas y que obtienen mejores calificaciones. "En lo que no lo estoy de acuerdo es en que sean peores en Matemáticas. En la realidad del aula no es así", apuntilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas