05 de septiembre de 2014
05.09.2014
Faro de Vigo

El rock de la universidad

Una escuela superior de música de Barcelona imparte el primer título universitario de rock y músicas urbanas » Treinta graduados saldrán de esta nueva especialización

05.09.2014 | 01:37

El rock y las músicas urbanas ya tienen su título universitario. Una escuela superior de música de Barcelona oferta 30 plazas para el único grado superior de música en las especialidades de interpretación, pedagogía y sonología en el ámbito del rock, las músicas urbanas y nuevas tendencias de España. Este centro estrenará esta nueva titulación este nuevo curso, aunque ya logró los primeros licenciados oficiales en rock y músicas actuales, reconocidos por un tribunal europeo. Los músicos gallegos acogen de distinta forma este grado universitario.

El rock ya tiene universidad. Y la universidad ya tiene rock. El Gobierno de la Generalitat de Cataluña y la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario (AQU) han aprobado el programa de estudios de la Escuela Superior de Música "Jam Session" de Barcelona, que convertirá a este centro en la primera universidad en España en impartir el grado de Rock, Músicas Urbanas y Nuevas Tendencias.

De esta manera, la Jam Session ofrecerá este próximo curso el único título superior de música en las especialidades de Interpretación, Pedagogía y Sonología en el ámbito del Rock, las Músicas Urbanas y las Nuevas Tendencias. Pero aunque esta titulación comience a impartir estos créditos ahora, esta escuela ya tiene sus licenciados en Rock y Músicas Actuales, reconocidos por un tribunal europeo mediante créditos EQF (Marco Europeo de Cuantificaciones), ya que lleva trabajando 16 años para ofrecer un reconocimiento oficial a los músicos que han dedicado su vida a la cultura del rock, la interpretación de músicas alternativas y a la investigación de nuevas tendencias dieciséis años.

La Escuela Superior de Música Jam Session realizará las primeras pruebas de acceso a partir del 3 de septiembre, a través de las que se podrá optar a una de las 30 únicas plazas disponibles en todo el estado. De esta forma, la convocatoria de septiembre ofertará 30 plazas en la especialidad de interpretación entre las que figuran seis plazas de batería, seis de piano, otras seis de guitarra eléctrica, seis de bajo eléctrico y seis últimas de voz.

Además, el centro dispondrá de una convocatoria para segundo instrumento, que integra cinco plazas de batería, cinco plazas de piano, cinco de guitarra eléctrica, otras cinco plazas de voz, cinco plazas de bajo eléctrico y cinco plazas de viento (saxo alto, saxo tenor y flauta travesera).

La acogida de este grado universitario es dispar entre los músicos gallegos consultados. Para la cantante viguesa Wöyza, directora del coro Vi-Go! Negro Son, esta era una formación más que necesaria, ya que la formación de las escuelas de música no incluyen registros más allá de los líricos.

Esta cantante de hip-hop y soul es un ejemplo de estas limitaciones. "Cuando empecé en esto, hace unos doce años, no sabía dónde formarme porque no en Vigo no había nadie que diera clases de música moderna, ni en el conservatorio ni en el ámbito particular. Yo soy autodidacta", explica Wöyza, para quien es ahora cuando la música urbana está adquiriendo notoriedad. "Aquí en Galicia también hay algún centro que se está empezando a introducirla", afirma.

Para la artista viguesa, este grado es algo que responde a la realidad de la música, que cada vez cuenta con profesionales más formados. "Los músicos ahora están mucho más formados y hay gente que tiene música clásica y que quiere tocar jazz, rock... pero que no está preparado porque la forma de enseñar en los conservatorios no sirve para estilos que no tienen que ver con el lírico. Quienes quieren formarse van a Oporto, aunque el título no sirve aquí. El rango universitario homologa la música moderna con la clásica", opina.

Germán Fandiño, conocido musicalmente como Tony Lomba, se expresa en similares términos. "El rock lleva más de sesenta años y es la música que más se escucha y se parece al lenguaje que hablamos. Por eso veo normal que se estudie también en la universidad. La música como el rock tiene ese extrovertismo, un lenguaje propio, para expresar la música que también hay que aprender", afirma. El promotor y showman vigués explica que él aprendió por su cuenta a moverse sobre el escenario porque el conservatorio no le convenció. "Mis padres quisieron apuntarme a clases de canto, pero me sonaba a coro de iglesia y las clases de canto tampoco me resultaron efectivas", reconoce.

Totalmente opuesta es la visión que de este grado tiene el ex Siniestro Julián Hernández. "El rock siempre ha sido una música canalla, como el tango, y no se va a dignificar porque se haga una carrera así", afirma. El cantante vigués discrepa también con la separación que se hace entre rock y música urbana. "¿Qué son las músicas urbanas? ¿El rock no es una música urbana?", se pregunta. Para Julián Hernández, es lamentable que la enseñanza pública "esté liquidando" la asignatura de música y por otro lado se apruebe un grado en especialidad en rock.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook