05 de septiembre de 2014
05.09.2014
Descubrimiento prehistórico

Arqueólogos gallegos hallan un nuevo estilo de arte rupestre en Ourense

Los petroglifos descubiertos en Monterrrei son distintos del resto de estilos de la Península

05.09.2014 | 01:38

Petroglifos con un estilo propio entre la frontera de Galicia y Portugal. Es lo que han descubierto en el sur de la provincia de Ourense, concretamente en los dos yacimientos de Penedo do Muro y As Pisadiñas, en Monterrei, un equipo gallego de arqueólogos de la Universidade de Vigo. Ese nuevo estilo de arte rupestre está formado por dibujos de la planta del pie o de las manos -podomorfos y quiromorfos-, herraduras, cruces y otras señales grabadas en la piedra que no guardan paralelismo con otros petroglifos hasta ahora conocidos. Y lo más novedoso, un dibujo que recuerda a unas llaves, formado por dos líneas paralelas con los bordes curvos y que ha dado pie a los expertos a hablar de "nuevo estilo" de arte rupestre.

El descubrimiento es, en realidad, la conclusión de trabajos que se llevan realizando durante dos veranos y en distintas localizaciones de la comarca. Durante el mes de agosto, un equipo del Grupo de Estudios en Arqueología, Antigüedad y Territorio de la Universidad de Vigo, bajo la dirección del arqueólogo arousano Félix González, volvió por segundo año consecutivo a la zona ourensana del Alto Támega, cerca de la frontera lusa, para profundizar en los restos de la Prehistoria reciente que atesora la zona. Una vez finalizado el trabajo de campo, los responsables del proyecto destacan la cantidad de elementos arqueológicos y el estilo propio y diferencial de arte rupestre de los hallazgos.

El nuevo estilo descubierto estaría en la frontera entre el "estilo Atlántico" del arte rupestre, propio de las zonas costeras de Galicia -y también de toda la franja atlántica hasta las islas británicas y Suecia-. Esos petroglifos en los que predominan los laberintos, ciervos, combinaciones circulares como los del Val Miñor. Y, por otra parte, el "estilo Esquemático", más propio del interior peninsular y, en muchas ocasiones pintado en vez de grabado. "Támega está justo en la frontera y se detecta un híbrido de los dos estilos", comenta Félix González. "Otros investigadores ya lo habían descubierto para la zona de Portugal, pero ahora lo estamos constatando en el Alto Támega y, en todo caso", recalca González, "e independientemente de la naturaleza del arte rupestre, queda fuera de toda duda la alta densidad de estas manifestaciones, por lo que de ahora en adelante esta zona debe ser tenida en cuenta a la hora de elaborar las grandes síntesis de arte rupestre del Noroeste peninsular".

Esta intervención arqueológica tuvo financiación del campus de Ourense y de la Diputación provincial de Ourense "INOU 2014" (4.000 y 4.400 euros) y contó con la participación de la doctora Beatriz Comendador -que lo dirigió el primer verano- así como de becarios y voluntarios de la Facultad de Historia ourensana, continuando ahora el trabajo de laboratorio.

Félix González ha destacado el valioso trabajo de los numerosos aficionados a la arqueología y eruditos locales. Este verano los arqueólogos remataron los trabajos iniciados en As Cuncas, en Vences, Monterrei, delimitando correctamente el conjunto. La segunda de las actuaciones consistió en la limpieza y registro, mediante calco sobre plástico y fotogrametría, de los petroglifos de Penedo do Muro y Penedo do Muro 2, ambos en Sandín, también en Monterrei.

"Desde nuestro punto de vista sería necesario realizar una apuesta decidida para poner en valor este conjunto patrimonial a través de la señalización de su acceso y la colocación de paneles informativos, para ofrecer un mínimo de información sobre el sitio a todo ciudadano que se acerque a visitar el conjunto", explica el arqueólogo responsable del proyecto. "La comunidad está implicadísima en su conservación, así que solo se trata de rentabilizarlo socialmente", asegura.

Precisamente, para divulgar y valorizar este patrimonio, durante el desarrollo del trabajo de campo en agosto, sus promotores realizaron actividades abiertas al público como una visita nocturna a los petroglifos de As Pisadiñas a cargo de Beatriz Comendador y en el Festival del Alto Támega los arqueólogos realizaron un taller participativo sobre arte rupestre destinado a niños y adultos. También se se celebró una conferencia sobre Monterrei entre los siglos IX y XIV, impartida por el profesor Francisco Javier Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas