15 de agosto de 2014
15.08.2014

Bienvenida gallega en el país del kiwi

La pontevedresa Noa Veiga funda en Nueva Zelanda una empresa de asesoramiento gratuito para españoles que, como ella, decidan emprender una aventura profesional allí

15.08.2014 | 01:57
La pontevedresa Noa Veiga, a bordo de una embarcación típica maorí, en Nueva Zelanda.

Los gallegos que deseen emprender una aventura al otro lado del globo ya cuentan con la ayuda de una paisana en las antípodas. La pontevedresa Noa Veiga acaba de constituir una plataforma gratuita de apoyo y asesoramiento integral a españoles que buscan ampliar su formación o lograr un trabajo a más de 19.000 kilómetros de su casa. La iniciativa surge del acuerdo de colaboración con GrowProAustralia, la empresa creada por dos jóvenes emprendedores valencianos y que en menos de dos años de vida ha logrado la inserción laboral de 200 compatriotas en aquel país.

A igual que su hermana mayor, GrowProNuevaZelanda ofrece atención personalizada para realizar los trámites del visado, elegir los mejores cursos de inglés o de formación universitaria y buscar trabajo. El asesoramiento, que ya empieza antes de que los españoles vuelen a Oceanía, es prestado exclusivamente por compatriotas que, como Noa y los creadores de la iniciativa, han pasado antes por las mismas dificultades para lograr salir a a flote.

"Somos jóvenes como ellos y ya lo hemos vivido. Llegas con una ilusión impresionante pero no es fácil. Por eso antes de que salgan de España ya los conocemos mucho a través de skype y somos muy transparentes sobre lo que se van a encontrar. Ni lo tendrán facilísimo ni deben venir con miedo", explica Noa, que ha ejercido como camarera y profesora de español desde que llegó a Nueva Zelanda hace año y medio.

Licenciada en Administración y Empresas por Santiago, Noa cursó un máster en Mercados Financieros en Barcelona y allí se quedó para trabajar en banca privada hasta que decidió dar un giro radical a su vida: "Me cansé de mi empleo y de la crisis y mi pareja y yo decidimos viajar por el mundo. Nos compramos un billete solo de ida a Tailandia y así empezó todo".

Acabaron "enamorados" de Nueva Zelanda y allí Noa se enteró de la existencia de esta plataforma. "Cuando sales de tu país el espíritu emprendedor se despierta y no te imaginas cuántas empresas montas en tu cabeza entre plato y plato. Yo buscaba algo que uniese las dos culturas y el proyecto me atrajo un montón. Es lo que deseaba y me permite ayudar a personas que, hartas de la situación en España, deciden hacer las maletas", señala.

La empresa prepara su lanzamiento inminente en la península y obtendrá su rentabilidad de la colaboración con las principales instituciones educativas de Nueva Zelanda, entre ellas, las academias de inglés a las que redirigirá a los españoles: "Entrar en el mercado laboral de aquí con nuestro nivel de inglés es complicado, lo digo por experiencia propia, por eso lo mejor es hacer unos cursos y luego buscar trabajo. Si tienes buen nivel, los empleos están muy bien pagado. Un ingeniero con 2-3 años de experiencia puede cobrar entre 40.000 y 55.000 euros al año".

En Nueva Zelanda, con una tasa similar de desempleo a la australiana, en torno al 6%, existe actualmente una gran demanda de médicos, enfermeros e ingenieros.

"Es más fácil venirse con un visado de estudiante, pero la plataforma está pensada para cualquier persona, con una edad entre 20 y 35 años, que quiera vivir una aventura. Es una oportunidad para pasar una temporada en Nueva Zelanda y volver después a España o a otro país de Europa con una experiencia laboral valiosísima en el currículo y un buen nivel de inglés. Es mejor que quedarse en casa. Animo a más gallegos a que vengan", recomienda entre risas.

Para ella, la experiencia está resultando "irrepetible". "Aunque echo de menos un montón Galicia, estoy aprendiendo muchísimo aquí. Montar una empresa en un país extranjero te enseña más que un máster. El equipo y yo aprendemos algo nuevo cada día", celebra.

"Ganas de aprender"

En consonancia con la filosofía de la plataforma, Noa advierte que es preciso estar "dispuesto a hacer de todo". "Hay que venir con ganas de aprender y, al principio, igual tienes que ser camarero. Yo no lo había hecho nunca, pero no te queda otra y el crecimiento personal es enorme."

La pontevedra es la directora general de la empresa y el equipo se irá ampliando a partir de ahora con más españoles a tiempo completo o como colaboradores en Nueva Zelanda y también en Australia. Por ahora su ámbito de acción es Auckland, la mayor ciudad del país y situada en la isla norte.

Noa y su pareja, que trabaja como chef, otra de las profesiones más demandadas, residen en Mount Maunganui, a unas dos horas de distancia: "Prestamos ayuda antes, durante y después. De forma que los vamos a buscar en cuanto llegan para proporcionarles la información que necesitan y ayudarles a buscar alojamiento. Se encuentran con una cara amable que les da la bienvenida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook