19 de enero de 2014
19.01.2014

El 'polbo' se come al 'pulpo'

La pretensión de O Carballiño de que se renocozca pulpo como palabra gallega no convence a filólogos ni lingüistas

19.01.2014 | 11:11
Pulpeiras de O Carballiño, preparando una tapa gigante de pulpo. // Iñaki Osorio

El dilema lingüístico entre "pulpo" y "polbo" parece que llegará a la Real Academia Galega (RAG), que tendrá que estudiar si "pulpo" es incluido, tal y como solicita el Concello de O Carballiño, o no, en el diccionario con el mismo significado que "polbo". El Centro de Estudios Carballiñenses asegura que cuenta con abundante documentación que avala que la palabra "pulpo" ya se empleaba en Galicia varios siglos antes de que el castellano existiera como lengua. Sin embargo, filólogos y lingüistas aseguran que se trata de una iniciativa sin fundamentos.

El Concello de O Carballiño pedirá formalmente que la palabra "pulpo" sea incluida en el diccionario de Real Academia Galega (RAG) junto a "polbo" para denominar al cepalópodo protagonista de la fiesta más importante del municipio, que los carballiñenses llaman "A Festa do pulpo", empleando el gallego y el castellano. Según su alcalde, Argimiro Marnotes (PP), se trata de dar oficialidad a un vocablo que es utilizado de forma habitual y que es el símbolo de esta romería gastronómica, declarada de Interés Turístico Nacional.

El Centro de Estudios Carballiñeses firma el informe, que previsiblemente se presentará este mismo mes en la RAG para que la institución zanje el debate. El director y fundador de este centro, el catedrático de Filosofía Avelino Muleiro, asegura que hay documentación más que suficiente que demuestra que "pulpo" se empleaba en Galicia antes que "polbo" para definir al famoso octópodo. Sin embargo, filólogos y lingüistas insisten en que "pulpo" es un castellanismo y tildan la iniciativa de disparate e incluso de peligroso precedente para el gallego.

"En el Corpus Documentale Latinum Gallaeciae, que es el texto más completo de toda la documentación medieval en latín relacionada con Galicia hasta el año 1500, encontramos algunas referencias a la palabra 'pulpo', y no es el único", argumenta Avelino Muleiro. El Centro de Estudios Carballiñeses aportará un texto del siglo XII de la catedral de Santiago en que se lee: "Un pulpum grande custaba non máis de deus denarios" entre otra documentación medieval. "Otro documento de 1216, del monasterio de Caaveiro, dice: 'dúas duzeas de pulpo'. Otra prueba son los apellidos. Aún hoy no existe el apellido Polbeiro, pero sí Pulpeiro, que aparece en varios documentos históricos. Uno de estos hace referencia a un tal Froyle Pulpeiro y otro, del monasterio de Caaveiro, a Petro Pulpeiro" añade.

Esto demuestra, según Muleiro, que "pulpo" no es un castellanismo y que el castellano podría haber tomado esta palabra del gallego. "Se empleaba en Galicia mucho antes de que el castellano naciera", insiste. Por el contrario, añade, el término "polbo" es muy posterior. "Las primeras referencias a 'polbo' las encontramos varios siglos más tarde, en el siglo XV", esgrime.

Filólogos y lingüistas, sin embargo, insisten en que "pulpo" es un extranjerismo. El escritor y expresidente de la RAG Xosé Luis Méndez Ferrín asegura que el debate entre "pulpo" y "polbo" es "artificial y sin fundamento" y añade que el hecho de que se emplee la palabra "pulpo" para pedir una tapa de este cefalópodo no sustenta que tenga que ser admitida en el diccionario de la RAG. "La palabra latina 'polipus' dio 'pulpo' en castellano, 'polbo' en gallego y 'polvo' en portugués", insiste.

Gonzalo Navaza, escritor, profesor del departamento de Filoloxía Galega e Latina y académico correspondiente de la RAG, tampoco duda de que "pulpo" es un castellanismo. "La petición del Concello de Carballiño no me parece acertada. No tiene base filológica y el uso habitual de la palabra tampoco no es un argumento suficiente si la moficación obedece a la presión de otro idioma, en este caso del castellano", opina.

Xosé González, presidente del Foro Peinador, para quien la palabra "pulpo" es uno de ejemplos de desplazamiento que sufre el gallego por parte del castellano. "Las palabras son el ADN de una lengua y si se debilitan, se debilita nuestra lengua", se lamenta González, que recuerda que los pescadores denominan al cepalópodo "polbo", así como "lanchas polbeiras" a las embarcaciones que emplean para pescarlo.

Para Gabriel Rei Doval, profesor de la Universidad de Wisconsin (EE UU) y coeditor de "Contacto de linguas, hibridade, cambio: contextos, procesos e consecuencias", libro que intenta aproximarse a las dinámicas entre gallego y castellano, asegura que si la Real Academia Española (RAE) recibiera una solicitud similar ni tan siquiera la admitiría a trámite. "Es como si los castellanohablantes de EE UU pidieran la RAE que incluyese 'troca', término con el que denominan camioneta, en el diccionario", explica el doctor en Filología Galega, que tilda la iniciativa de O Carballiño de "disparate".

Mercedes Queixas, secretaria de la Asociación de Escritores y Escritoras en Lingua Galega (AEELG) y licenciada en Filoloxía Hispánica en la subsección galego-portugués, asegura que una cosa es la norma estándar y otra el uso de la lengua. "La iniciativa no tiene base etimológica y creo que es crear un problema donde no lo había cuando gallego tiene otros problemas más urgentes que resolver. Es un despropósito", afirma.

Por su parte, Paulo Cabral, director del Departamento de Normalización Lingüística de la Universidad de Vigo, también opina que hay que distinguir entre el habla coloquial y el lenguaje escrito y lamenta que un cargo institucional plantee una cuestión sobre la que solo tiene potestad la RAG y que perjudica a la lengua gallega. "El gallego está sometido a una gran presión y este tipo de propuestas, que se sustentan en prejuicios sobre nuestra lengua, solo la perjudican. Yo soy de Nigrán y allí siempre hemos dicho 'polbo'", critica.

El reto está lanzado. La última palabra la tiene la RAG.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook