27 de septiembre de 2013
27.09.2013

Supercentenarias gallegas

Las mujeres suman el 80% de los 1.200 centenarios que hay en Galicia. La esperanza de vida de las gallegas -85,8 años- está por encima de la media nacional

27.09.2013 | 19:28

Cuatro de cada cinco personas centenarias en Galicia son mujeres. Una estadística que se refleja también en la lista de los diez gallegos más longevos en la actualidad, en la que aparecen ocho mujeres y solo dos hombres. La mayoría femenina es todavía más abrumadora entre los supercentenarios a nivel mundial, donde el primer varón aparece en el puesto 46. Se trata del italiano Arturo Licata, que con 111 años es ahora el hombre más viejo del mundo tras el fallecimiento hace unos días del español Salustiano Sánchez Blázquez, que tenía 112.
Con un total de 1.200 personas, Galicia es tras Castilla y León la segunda comunidad española con un mayor porcentaje de mayores de cien años. Después del fallecimiento el pasado mes de julio de la ourensana Francisca Barracel (111 años), la persona viva más longeva en Galicia es Avelina Mouzo Leis, de Camariñas, con 108 años de edad. Con año menos se encuentran la ourensana Josefa Álvarez Rodríguez y la coruñesa Eulalia Silva; Gregoria Sáez "Goyita" es "la abuela de Vigo" con 106 años, los mismos que tiene el vigués residente en Ponteareas Antonio Arenosa, el tudense Salvador Domínguez Alonso, natural de Paramos, e Isaura Sánchez Vázquez, de Crecente, que los ha cumplido esta misma semana. Completan los diez primeros puestos de los más longevos en Galicia Concepción Pichel (105), de Silleda; Laura Vázquez (104), natural de A Cañiza y residente en Vigo; e Ignacia Cadilla (104) de A Guarda.

Para el psiquiatra Jesús Fraiz Calvo, director de la Galería da Lonxevidade, el hecho de que las mujeres copen en la actualidad casi los 50 primeros puestos de las personas más longevas del mundo tiene una explicación lógica. Apunta Fraiz Calvo que durante el pasado siglo hubo dos guerras mundiales, además de la guerra civil española, conflictos bélicos en los que murieron millones de hombres. Cita asimismo la tardía incorporación de la mujer a la actividad industrial, "sin olvidar que las mujeres, en general, no empezaron a fumar hasta hace unas décadas". Esos factores explicarían esa mayor longevidad actual de las féminas.

Jesús Fraiz lleva más de 20 años dedicándose a la investigación de personas centenarias, tanto en Galicia como en otras partes de España e incluso en el extranjero, sobre todo de aquellos hombres y mujeres que han destacado en su actividad profesional o artística. "Muchos de ellos sufrieron la Segunda Guerra Mundial e incluso pasaron por campos de concentración, como una mujer de Barcelona de cien años con la que me entrevisté recientemente", añade Fraiz.

En el caso de Galicia, Jesús Fraiz aporta otro factor que podría explicar la mayor longevidad de las mujeres respecto a los varones: la emigración. Así, recuerda que en los años 30-50 del pasado siglo muchos jóvenes gallegos emigraron a América escapando de la miseria y en busca de la fortuna, mientras que aquí se quedaron las mujeres, las "viudas de vivos". "La mayoría de esos emigrantes ya no regresaron a Galicia", añade el responsable de la Galería da Lonxevidade. Algo similar sucedió décadas más tarde con la emigración a Europa.

En sus investigaciones, Fraiz Calvo ha constatado que entre los centenarios sobresale una característica común: "su capacidad para sobreponerse, para aceptar y superar las adversidades, desgracias o condiciones límite con una fortaleza, resignación y esperanza en el día siguiente extraordinaria. Su capacidad de aceptación de los obstáculos de la vida es única y singular. En psiquiatría esta fortaleza mental y capacidad de superación se llama resiliencia".

En cuanto al estado de salud de los centenarios gallegos, Jesús Fraiz ha constatado que hay de todo, "pero muchos de ellos están demenciados y otros llevan muchos años encamados, con una vida muy limitadita". También se observa que cada vez hay más personas en centenarias en residencias, ante la imposibilidad de atenderlas convenientemente en sus casas.

El factor principal que explica una mayor longevidad se encuentra en la genética, "porque muchas de esas personas sufrieron muchas penalidades y falta de alimentación", argumenta Fraiz. De todas formas admite que también influye el estilo de vida, la alimentación y los avances científicos: prótesis de caderas, operaciones de cataratas, marcapasos, sintrón? "Desgraciadamente, ahora con la crisis el hecho de tener una edad muy avanzada puede conllevar que no se realicen determinadas operaciones que antes sí se hacían". Algo que podría influir en el futuro en un descenso en la esperanza de vida.

Esperanza de vida

Si hasta ahora el aumento en la esperanza de vida de la población occidental era constante desde hace unas décadas, los cambios que se están produciendo a nivel social, económico, alimenticio e incluso climático pueden hacer que empiece a reducirse. De hecho, en España se ha reducido ligeramente en el último año. La media de edad de vida de los hombres se situó el año pasado en los 79,01 años –el año anterior era de 79,16– y la de las mujeres españolas se quedó en 84,72, frente a los 84,97 del año anterior
Aunque en Galicia todavía no hay cifras de 2012, las estadísticas de 2011 sitúan la esperanza de vida al nacer de los varones gallegos en los 79 años, mientras que las mujeres alcanzan los 85,8 años, por encima de la media española.
El director de la Galería da Lonxevidade cita el caso de la persona más longeva de la que se tiene noticia, la francesa Jeanne Calment, que murió en 1997 con 122 años, "pero se trata de un caso excepcional", reflexiona. Recientemente se habló de un anciano de Bolivia que tendría 123 años, pero Jesús Fraiz cuestiona esos casos "porque no existe ningún tipo de comprobación oficial". Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón y Francia son los países que tienen una mayor tradición en registros oficiales de este tipo.

Subida espectacular _de la edad

José Carlos Millán Calenti, presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría, señala que en Galicia la esperanza de vida ha ido elevándose continuamente, pues "hace cien años no llegaba a los 38 años, cuando ahora está por encima de los 82 años".
De todas formas estima que es difícil que siga subiendo de una forma tan acelerada en los próximos años. "Frente a la espectacular subida del último siglo, dentro de 50 años solo se prevé que la esperanza de vida suba 3 años. Hay que tener en cuenta que las expectativas máximas potenciales son casi una excepción, incluso en un ambiente saludable ideal".

Por otra parte, apunta Millán, los recortes en el Estado del bienestar, en la medida que afecten a los diagnósticos rápidos o a otro tipo de pruebas en la Sanidad, "pueden contribuir a que en el futuro se acorte la esperanza de vida de los españoles".

El presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría destaca la importancia de los estudios interdisciplinares sobre el envejecimiento de la población para mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Millán Calenti es también responsable del Grupo de Investigación en Gerontología de la Universidad de A Coruña, que centra sus trabajos en las patologías neurodegenerativas. En sus investigaciones apuestan por la prevención mediante pruebas de deterioro cognitivo, pues han detectado que entre un 10 y un 15% de los pacientes que sufren esos deterioros pasan a la demencia en el plazo de un año. "Así como sucede con las mamografías o las colonoscopias para detectar un cáncer, son también importantes las medidas de prevención frente a la demencia, que afecta a un 10% de la población mayor de 65 años, por lo que en Galicia estamos hablando de unas 63.000 personas", explica Millán Calenti.

En esta labor de prevención del alzhéimer, junto con las pruebas de screening son también fundamentales otro tipo de controles, así como los estilos de vida saludables.

Nuevas tecnologías

Otro aspecto que destaca Millán Calenti es el uso de las nuevas tecnologías para ayudar a las personas dependientes, sobre todo a las que viven solas. "Aunque no llegamos a las cifras que se dan en los países nórdicos, porque aquí la familia juega un papel importante –añade–, lo cierto es que las personas que viven solas suponen ya un 20% del total de la población, más de 100.000 personas en Galicia".
En cuanto al mayor envejecimiento de la población en el rural, el presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía matiza que son cifras engañosas, "porque es en las ciudades más pobladas de Galicia, Vigo y A Coruña, donde hay muchas más personas mayores en números absolutos".

Tras señalar que la gente con mayor nivel intelectual y más recursos económicos tiene una mayor esperanza de vida, el catedrático de Gerontología y Geriatría de la Universidad de A Coruña cree que hay que replantearse los actuales sistemas de pensiones, porque cuando nacieron la esperanza de vida de la población era muchísimo menor, "mientras que ahora algunas personas después de jubiladas pueden vivir más años que los que cotizaron".

El aumento de la esperanza de vida lleva emparejado un incremento de la incidencia de patologías asociadas al envejecimiento, como el alzhéimer, el párkinson, los accidentes cerebrovasculares y las demencias vasculares, que pueden conducir a la discapacidad primero y a la dependencia finalmente. En este sentido, añade Millán Calenti que en Galicia más de 200.000 mayores de 65 años presentan algún tipo de discapacidad, de los cuales, 40.000 reciben alguna prestación social, por lo que uno de los retos que se plantean es conseguir prolongar la independencia de la persona mayor. "El objetivo es prolongar lo máximo posible la independencia del sujeto para que no precise la ayuda del sistema o de terceras personas, fomentando que tengan una vejez física y mental lo más saludable posible ", concluye el presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría.

Una vejez más saludable que contribuirá, sin duda, a que Galicia siga contando en el futuro con un importante número de personas centenarias. De momento, las mujeres son las que dominan ese peculiar ranking. Son "las abuelas de Galicia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook