29 de julio de 2013
29.07.2013

Ramiro Fernández: "Gracias a Luis Enrique soy el peluquero de La Roja"

Ramiro Fernández, el responsable del look de los jugadores de la Selección transmite consejos y conocimientos

29.07.2013 | 03:29
Ramiro Fernández, en "Jesús Dos Peluqueros" en Vigo, ciudad en la que presenta su libro. // Marta G. Brea

"El peluquero más afortunado de España". Así se autodefine el responsable del look de muchos jugadores de ´La Roja´, Ramiro Fernández, que transmite con entusiasmo consejos y conocimientos cosechados a lo largo de 53 años de experiencia. Su libro "Cómo triunfar en la era de la imagen. Claves psicoestéticas para el siglo XXI" repasa la evolución de deportistas, políticos, científicos o actores y pone el foco en cómo sacarse el mayor partido posible. Mañana lo presentará a las 20.30 horas en El Círculo Mercantil de Vigo, en compañía del médico de la Selección Española de Fútbol, Juan Cota. Refinado en las distancias cortas, hace gala de prudencia en las respuestas. Su brillante pelo blanco, una buena carta de presentación.

–¿Qué es una persona elegante?
–Ortega y Gasset decía que una persona elegante es la que ni dice ni hace cualquier cosa; sino que hace y dice lo que marca la situación. En el plano estético, un hombre o mujer es elegante si sabe coordinar vestido, figura y personalidad.

–¿Quién es el jugador de la Selección española más elegante?
–Sin lugar a dudas, Xabi Alonso. Solo le dije: "Xabi, más de siete días, no puedes dejar la barba", porque tiene el vello pelirrojo y si se pasa de un largo, puede dar sensación de abandono.

–Y las temidas canas... ¿son belleza madura?
–Cuando hay un 30% de cana, se puede matizar, cuando hay un 70%, ¿para qué vas a dar color? Lo que explico es cómo cuidarla, para que luzca sin amarilleces. En la cabeza radica la síntesis de nuestra personalidad; es la parte más noble. Con esas primeras canas, al a veces al hombre le entran los temores al cambio, o al ridículo. El profesional tiene que estar preparado para sacarles el afán de atraer, de variar y de singularizarse. Todo esto lo plasmo en el libro en capítulos muy claros. La prótesis capilar como alternativa a la calvicie y el implante de cabello, que está muy en boga, desde Berlusconi...

–Pasando por José Bono en la política e incluso por Iker Casillas, que fue tan comentado recientemente por sus supuestos microinjertos.
–Estoy convencido de que a no tardar, la medicina dará con un antídoto contra la calvicie. Atiendo a Iker desde que empezó y puede decir que le recomendé, por ejemplo, bajar la patilla a la altura del lóbulo.

–Los deportistas hoy marcan tendencias como hace décadas los actores de Hollywood. Cite varios responsables de crear modas en la actualidad.
–No me gusta frivolizar en mi profesión; por eso llevo tantos años con la Selección. Antes eran los cantantes; ahora son los deportistas, desde la Fórmula 1, los tenistas... a los futbolistas. Es cierto que la juventud los imita, porque para ellos son líderes. Nos dicen "quiero el corte de pelo como Cristiano Ronaldo". Y ahora los chicos piden el estilo de Neymar. Pero a quien y respeto y que ha sido uno de los iconos más rompedor pero con clase, es David Beckham. En los cinco cambios de estilo y corte que hizo, salvo el rapado cuando estaba con la marca Gillette, se mostró la creatividad del peluquero. Nosotros ahora luchamos contra los rapados y queremos que el mejor peine sean los dedos. Por eso, las técnicas que de deben usar en el corte, tanto para hombre como mujer, tienen que hacer que con un solo golpe de secador o toalla estés preparado al día siguiente.

–Destaque estilismos.
–Por épocas, destaqué a Beckham porque obligó al peluquero a ser más creativo. Otro futbolista al que los peluqueros nunca acabaremos de agradecérselo es Santi Cañizares, que también jugó en el Celta. Hizo que los hombres entrasen en la peluquería para romper el tabú del color. Uno de sus últimos colores era casi como el mío, blanco. [Justo ayer Sergio Ramos apareció teñido de ese mismo rubio platino]. Y ahora los iconos pueden ser Cristiano Ronaldo, Iker Casillas, Rafa Nadal o Sergio Ramos. A él se le hizo un cambio espectacular desde el pelo siempre largo. Supo darse cuenta de que la tendencia es más corto. Recuerdo las llamadas la primera semana, ¡fue un impacto¡

–¿También trata a Luis Enrique?
–-Le he tratado durante muchísimo tiempo y le estaré siempre agradecido, porque fue mi nexo con la selección. Clemente reunió a la selección en Oviedo, para jugar una final y él [por Luis Enrique] me trajo a los jugadores del Real Madrid. Abelardo acababa de fichar por el Barcelona y me trajo a Pep Guardiola, a Miguel Ángel Nadal, a Chapi Ferrer, a Guillermo Amor... Y Clemente preguntó: ¿quién es ese Ramiro? Y como tenía que cortarse el pelo, vino. Se quedó contento y desde entonces, me llamaron. Estoy convencido de que Luis Enrique llegará a ser un técnico grandísimo. Así que felicito a los dirigentes del Real Club Celta, que han tenido la habilidad y la intuición de contratarle.

–Pasando de futbolistas, Melendi también representa un cambio radical: de las rastas a la melena lisa. ¿Perdió o ganó personalidad?
–Ha sabido evolucionar. Representa lo que es un artista bien asesorado.

–La revista "Vanity Fair" nombró al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo entre los hombres poderosos con más estilo.
–El cabello es un determinante en la forma de vestir. El pelo manda. Él ha hecho ese cambio y su mejor peine son sus dedos. Vengo observando ese gesto, de pasar los dedos por su cabello porque lo tiene interiorizado. Y eso también le da naturalidad.

–¿No cree que haya alguien en la política que necesite un cambio de imagen urgente?
–Las mujeres procuran cuidarla más, pero los hombres ahora están más mentalizados de mantener la imagen personal. Creo que el político además de convencer tiene que seducir. Les digo que seleccionen bien al estilista, que no es frivolizar; es saber transmitir mejor.

–¿Por qué hace este libro?
–Recoge la necesidad del mundo de hoy de cuidar la imagen personal. Va dirigido a peluqueros pero también a un público, desde juvenil a la madurez. Trato desde el peinado a la línea de los zapatos.

–Los hombres están muy preocupados por la caída de cabello.
–Esa preocupación está afectando tremendamente; también a las mujeres. Y lo vemos en cantidad de jóvenes. En función de la cantidad de cabello que tienes, hay que tratar la pérdida, hay que evaluarlo. No hay milagros pero si tenemos rigor de analizar el problema, conseguiremos prolongar y retrasar la caída hasta diez años. Eso seguro. Con buen diagnóstico. El peluquero ha pasado de ser el barbero parlante, al psicoesteta que orienta, aconseja y sugiere.

–Insiste mucho en este término: psicoesteta.
–Quizás aún no se conozca la palabra, pero ya se empieza a vivir su significado. La gente entra en un salón de estética buscando algo que le siente bien, pero también que le sea acorde. En un servicio de peluquería es inevitable hablar del tiempo o de la política, pero la mayor parte delt iempo tenemos que hablar de lo que le preocupa al cliente. Entras con una imagen personal atascada y tienes que salir con una imagen personal impulsora. Trabajamos mano a mano con dermatólogos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook