18 de mayo de 2013
18.05.2013

Los cazadores instan la paralización de la nueva Ley de Caza de Galicia

Afirman que hay aspectos de la norma que hacen insostenible la práctica en la comunidad

18.05.2013 | 00:00
Un jabalí muerto en la calzada del Corredor do Morrazo, tras ser atropellado. // Gonzalo Núñez

Los cazadores gallegos rechazan al unísono el anteproyecto de la nueva Ley de Caza de Galicia, al entender que hace insostenible la continuidad de esta práctica en la comunidad. Las distintas asociaciones que engloban a los cazadores gallegos -solo la Federación Galega de Caza suma más de 22.000 licencias- urgen la paralización inmediata de este texto que, recuerdan, no cuenta con el beneplácito de ninguno de los colectivos vinculados a la cinegética. El descontento es tal que la Federación Provincial de Caza de Pontevedra acordó en su última asamblea emprender movilizaciones si la Xunta no retira definitivamente dicho borrador e inicia un nuevo proceso de redacción. "La nueva norma tiene aspectos que hace insostenible la caza en Galicia y pone en peligro la continuidad de muchas de las sociedades cinegéticas", advierte Juan Ángel Alonso, presidente de la federación pontevedresa.

Dos son los puntos del anteproyecto que suscitan la oposición frontal de los cazadores, el referente a la responsabilidad patrimonial por daños ocasionados por especies pertenecientes a tecores que irrumpan en la circulación y las zonas de seguridad. Sobre el primer aspecto, la responsabilidad se regirá por la legislación de tráfico como viene ocurriendo hasta ahora. "Cuando hay un accidente de tráfico en el que está involucrado un jabalí, por ejemplo, siempre se nos cita y se nos condena, aunque no sea por la acción directa de la caza. Si esto no cambia, muchas sociedades desaparecerán", explica Alonso, quien se lamente además de que las notificaciones les llegan a veces 20 o 30 días después del siniestro, lo que les imposibilita defenderse.

Alonso asegura que esta situación solo se da en España. "En el resto de Europa, el seguro del coche es el que se hace cargo de los daños, a no ser que el accidente sea consecuencia directa de la caza. Se nos responsabiliza de los daños que ocasionan los animales salvajes durante cualquier día del año, pero si no cazáramos habría más y ocasionarían más accidentes", argumenta Alonso, que pide a la Xunta que paralice el anteproyecto hasta que se apruebe la Ley Estatal de Montes, que limita la responsabilidad por los daños de animales cinegéticos a la acción directa de la caza.

El otro aspecto controvertido de la norma es el referido a las zonas de seguridad, donde se restringe la caza y circulación con armas, que, añade este representante de los cazadores, tal y como están recogidas en el capítulo IV artículo 8 del anteproyecto, hace prácticamente imposible cazar. "No define con claridad cuáles son las vías y caminos públicos dentro del tecor, por lo que puede ser cualquier camino", afirma.

La Unión de Tecores de Galicia (Unitega) también pide la paralización inmediata de esta ley y acusa al director xeral de Conservación da Natureza, Ricardo García Borregón, de excluirla de la reunión del Comité Gallego de Caza, organismo que marca los periodos hábiles de caza, como "represalia" por las acciones impulsadas para obligar a este departamento a publicar el "lamentable informa de alegaciones al anteproyecto" de esta nueva normativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine